domingo, 29 de diciembre de 2019

LA FAMILIA Y UNO MÁS

Hoy celebramos la festividad de la Sagrada Familia. 
Una tentación inmediata es el de hacer un discurso explosivo sobre la situación actual. Una palabra tremendista, a la que no le falta razón en muchas cosas, de lo minada que está por todas partes la familia. Pero, si en algo se define la Navidad es el de sus vivencias familiares. Y que bien que podamos ver una vez más a la Sagrada Familia, y fíjate en el orden de nombres que pone la Iglesia: Jesús, María y José. El más importante, el centro de atención y dedicación es por quien estamos de fiesta. Y es que Dios se hace uno de nosotros, lógicamente, en el seno de una joven familia. Y nada de amarguras, aunque sí dificultades. Nada de penas, aunque se tuvieron que buscar las patatas. Nada de tristezas, aunque costase comprender lo que estaba sucediendo.

Me llama poderosamente la atención que, cuando los niños no estudian, son maleducados, su comportamiento es incorrecto, de quién es la culpa?, y lo decimos, de la familia, de los padres.
Si los jóvenes se van de botellón, si la sexualidad se vive de forma desordenada, si las relaciones son fugaces, quien es el responsable?, la familia. No podría ser menos.
Si los ancianos son abandonados, si los matrimonios están en crisis, si los enfermos desatendidos, si el consumismo es desorbitado, donde está el origen?, en la familia.
Si los niños y jóvenes no van a Misa, si la Iglesia está vacía, si en los seminarios no hay candidatos y los jóvenes no van a conventos, donde está la razón?, en la familia.

Y venga con la matraca. 
Y yo hoy, quiero dar gracias. Porque lo necesitas y yo lo necesito. Dar gracias por nuestras familias. Que no es la familia perfecta, ninguna lo es. Pero hemos aprendido el sentido de gratuidad, pues la vida es dada. Hemos aprendido a amar en las diferencias, pues el amor no significa uniformidad, sino ver en el otro, no tanto lo que nos distingue sino lo que nos complementa y enriquece. Y damos gracias por la familia, donde la sinceridad nos define, las críticas son constructivas y se hablan a la cara. Donde aprendemos a ser perdonados, porque se nos ama, y a saber perdonar porque es necesario. Donde las rupturas son heridas difíciles de cerrar, y las cicatrices son señales de sacrificios del corazón. Donde los silencias hablan, las miradas son discursos y las manos abrazan para decirlo todo. La familia es donde se descubre la llamada interior de conocerse a si mismo y descubrir que soy llamado a ser. Y damos gracias por la familia, risas que duele la barriga y nudos en la garganta cuando el dolor se mete en el pecho. 
Y damos gracias por la familia y decimos que somos uno más, que nos une y nos llena de vida. El uno que lo es todo, en el todo que se hace nada, se anonada, se hace nuestro y nos deja ser nosotros. Hoy damos gracias al UNO que se une en la unidad familiar. Damos gracias a Dios por ser de nuestra familia, por ser nosotros familia de Dios. 

Sagrada Familia, Jesús, María y José, protege a nuestras familias.

Feliz domingo 
Xabier Alonso
29-12-19


miércoles, 25 de diciembre de 2019

SAL CORRIENDO, VUELVE EN PAZ



No esperes, ya has recibido la noticia. 
No mires atrás.
No te agarres. 
Deja lo que tengas. 
Abandona las seguridades. 
Agárrate a los hermanos. 
Sal corriendo. 
No es huir. No. 
Sal a la búsqueda. 
¿Quién guía? 
El enviado del Señor. 
Los ángeles, que los sigue habiendo. 
Están ahí. Y te anuncian la gloria de Dios, la paz a los hombres. 
¿Tienes miedo? 
Claro, es de noche. 
¿No sabes por dónde es? 
No es tu camino, es el de la verdad, que llega a la vida. 
Y a lo lejos, pero no mucho. 
Allá la luz que lo ilumina todo, lo llega todo, lo alegra todo. 
Rodeado de noche, el Niño. 
¿Qué hace? Está. 
¿Qué haces? Sonríe, goza, vive, llora, ama. 
¿Qué necesita? Todo. 
¿Qué le ofreces? Tu pobreza, tus miedos, tus fragilidades, tu pesebre. 
¿A dónde vas?
Sal corriendo. 
Díselo a todos.
No esperes.
No tengas miedo a la noche del mundo.
Ya está en ti.
La luz se despliega en tu vida.
El, un niño, ha transformado tu corazón, tu vida, tu ser.
Un niño, lo cambia todo.
¿Qué llevas?
Ternura, vida, amor.
¿Qué necesitan?
Paz a los hombres.
Feliz día de Paz desde el pesebre de Dios.

Paz hermanos, Paz hermanas.

Xabier Alonso
25-12-2019


domingo, 15 de diciembre de 2019

DAME UNA PALABRA DE FUTURO

La alegría de la que se alimenta hoy la liturgia nace de la esperanza. Esta que brota como el manantial que, después de un tiempo prolongado sin manar, vuelve a devolver a la tierra el verdor perdido. Es preciosa la lectura de Isaías, todo nos habla en futuro, todo está por venir. Ya lo podemos intuir, pero lo bueno vendrá. No perdamos la esperanza, no nos desolemos en la situación. Dios tiene una palabra de esperanza. ¿Acaso no es El la fuente de vida?. ¿Quién o que te devolverá la alegría perdida?
Ahora, levanta la vista, ponte en pie, se nos anuncia la gracia. Dios viene con su poder para llenar los corazones vacío y desolados y devolverles la dignidad. Vendrá, dará vida, florecerá el jardín y lo llenará de la belleza.
Por eso, la respuesta de Jesús a la pregunta de Juan. El Reino ya es anunciado, los ciegos ven, los cojos andan, los mudos hablan. Lo imposible ya se realiza. Que nuestro corazón pobre conozca la verdad de la salvación.
Alegraos y tened paciencia, espera en Dios y volverás a alabarlo.

Feliz domingo 
Xabier Alonso

sábado, 7 de diciembre de 2019

FIESTA DE LA INMACULADA. Los regalos a nuestra Madre

Este domingo, con la celebración previa con sus vísperas, celebramos la solemnidad de la Inmaculada Concepción de María. Este año le haremos unos cuantos regalos a nuestra Madre, entre ellos:

La vela de ofrenda. Tendremos en la capilla de ofrendas del Santuario, donde se encienden las velas, un nuevo modelo de cirio. En color blanco con la imagen de la Virgen de A Franqueira estampada en color azul y en su reverso la oración a Nuestra Señora. Cada vela es una oración a María, cada luz encendida es la ofrenda de nuestra plegaria. Este cirio nos ayudará a hacer de este gesto sencillo, como es encender una vela, a que sea un momento de encuentro con Ella, descubramos la grandeza de su amor de Madre, y podamos saborear la confianza de ponernos en sus brazos.

El segundo regalo es la estampa con as oraciones para el encuentro con la Virgen María. Recoge el cuadro de Diego de Giraldez y en su reverso unas oraciones muy sencillas. Pequeñas frases para dedicarlas a María e el momento en que pasamos por debajo de su imagen. Esta costumbre no puede ser un gesto vacío de contenido. Ella tiene mucho que decirnos, y lo hace con su respuesta a Dios como nos narra el evangelio. Tres momentos y tres peticiones: la fortaleza dela fe, la seguridad de la esperanza y la constancia en el amor. ¿Qué más podemos pedir?

El tercer regalo es un folleto explicativo del Santuario. De forma muy sencilla presentamos la historia, el arte y las celebraciones de las Romería en Honor de la Virgen. Muchas personas preguntan sobre los orígenes y la historia de este santuario. Presentamos este material de divulgación, y el regalo a María es darla a conocer, entrar en la historia con agradecimiento, divulgar su devoción como enseña de nuestra identidad de creyentes en el aquí y ahora que nos ofrece la Gracia.

El CONCIERTO DE NAVIDAD A FAVOR DE CÁRITAS
Después de la Misa de las 5 de la tarde, Rubén de Lis nos dará un concierto para pregustar la Navidad. La colecta de este domingo en la Misa vespertina será a favor de Cáritas, igual que las rifas para el sorteo de varios regalos en dicho concierto.

HORARIO

a Franqueira: 11 de la mañana y 5 de la tarde
Concierto de Navidad a las 5,45

Prado da Canda: 10 de la mañana
Lamosa: 12,15 de la mañana




lunes, 2 de diciembre de 2019

CONSUMIDOS POR EL CONSUMO. Consumo responsable


Hace 29 años los obispos españoles publicaban una exhortación titulada "La verdad os hará libres". En esa época, yo era estudiante en el Seminario Mayor de Vigo, y el profesor de moral nos "invitó" a leer el texto. La lectura, en algunas cosas, la consideraba como demasiado exagerada. Pensaba que los obispos estaban muy cerrados en sus ideas y que era demasiado pesimistas. Los cambios sociales y eclesiales eran brutales, y la formulación de posturas, sobre todo ideológicas, estaban al orden del  día. Pero he rescatado un par de párrafos del número 15 que estaban en parte en el trasfonde de la homilía de ayer en las parroquias. 

"La proclamación de las libertades formales en nuestro sistema democrático no excluye la emergencia de sutiles formas de enajenación: llamamientos compulsivos al consumismo, imposición desde las técnicas de marketing de modelos de conducta de los que están ausentes valores morales básicos, manipulación de la verdad con informaciones sesgadas e inobjetivas, introducción abierta o subliminal de una propaganda ideológica «oficial» o de la cultura en el poder; frecuentemente antirreligiosa y silenciadora o ridiculizadora de «lo católico»
Durante estos años se ha llevado a cabo un desmantelamiento sistemático de la «moral tradicional»: desmantelamiento que no ha hecho más que destruir; no ha construido, en efecto, nada sobre lo que asentar la vida de nuestro pueblo ni ha establecido un objetivo humano digno de ser perseguido colectivamente; ha sembrado el campo de sal y ha abierto un vacío que no ofrece otra cosa que la pura lucha por intereses o el goce narcisista.
(los subrayados son de mi cosecha)

Desgraciadamente en muchas cosas tengo que darle la razón a los obispos después de tantos años. La razón es ver el doble juego en el que nos sitúan los intereses de unos pocos. Por ejemplo, esta semana nos han llenado de noticias ecológicas, que inundan un sentido de la responsabilidad del cuidado de la "casa común" y en el que, con motivo de la cumbre del clima, todos parecemos convencidos del cambio que debemos asumir y nuestra responsabilidad. Pero, estos mismos, que somos conscientes de la realidad del planeta llenamos nuestras despensas y armarios de un consumo desmedido y desproporcionado. Ayer decía "tenemos muy claro decirle a nuestros hijos cuando es no a la hora de comprar algo que consideramos innecesario, pero, ¿cuando aprendemos nosotros a decir que no?". Las campañas de marketing son bestiales y el consumo de los recursos, la producción de basura y, lo que es más importante, la esclavitud de nuestra libertad, es un precio demasiado grande. Un consumo que va minando el interior del hombre y consumiendo su esperanza, pues no lo puedes tener todo, ni lograrlo todo. Nos quedan unas semanas muy duras en las que aprender a decir que no es el reto de cada día al estar asediados por el atractivo del mundo. 

Ayer el papa en la homilía en el Vaticano nos recordaba que lo  que adormece y mata la fe  es el tener el corazón en las riquezas, en las posesiones, poner la confianza en los bienes, creer que con el solo tener lo puedes tener todo. Cito al papa Francisco:

El consumismo es un virus que afecta a la fe en su raíz, porque te hace creer que la vida depende solo de lo que tienes, por lo que te olvidas de Dios que viene a ti y a quienes te rodean. El Señor viene, sino que sigue los apetitos que te llegan; el hermano llama a tu puerta, pero te molesta porque perturba tus planes, y esta es la actitud egoísta del consumismo. En el Evangelio, cuando Jesús señala los peligros de la fe, no le importan los enemigos poderosos, las hostilidades y las persecuciones. Todo esto sucedió, existe y existirá, pero no debilita la fe. El peligro real, por otro lado, es el que anestesia el corazón: depende del consumo, se deja cargar y disipar por las necesidades

No nos dejemos consumir por el consumo

Te invito a entrar en este enlace sobre consumo responsable


Xabier Alonso
02-12-2019







domingo, 24 de noviembre de 2019

REQUIEM POR LA NAVIDAD



Como habéis visto, queridos amigos, he estado muchas semanas sin escribir nada en el blog. Creo que son muchos los materiales de reflexión, de muy diversa procedencia y pensamiento, que hay en el mercado de las redes. Mi pretensión, no es en absoluto, ser portavoz de nada más que lo que puede sugerir en cada momento tanto la Palabra que a veces es provocativa, espera una respuesta y sugerente para mi y que deseo compartir con vosotros.

Ayer no dejé de estar perplejo ante todo lo que está suponiendo el famoso encendido de las luces, esta competencia sin tregua con un gasto desproporcionado, el abandono del tiempo como lugar sagrado de un acontecimiento. Desde que en agosto ya tienes a disposición la lotería de Navidad, o los turrones y dulces, no deja de ser una cebo que se pone ante la voluntad débil del hombre que considera la acumulación de bienes como horizonte de su felicidad. No es solo el que nos invada un estilo consumista desorbitado, sino que se combina con un discurso pastoso y cardíaco de una Navidad que no pone su mirada en el pesebre de Belén.

La Iglesia aún no ha comenzado ni siquiera la preparación de las fiestas con el adviento. Quisiera ver las caras de alguno, que, en sus paseos entre comercio y comercio por las ciudades puedan entrar en una iglesia. Verán ausencia de adornos, austeridad, telas moradas y sobriedad. Pero una palabra, esperanza. Porque, así, como el pueblo de Israel estaba cautivo en tierra extraña y su tierra devastada, el corazón de hombres y mujeres están lejos del amor, lleno pero insatisfecho, aturdido y sin rumbo.

Y hoy, día de Cristo Rey, el signo es la cruz, manantial de misericordia.

Es en el corazón alejado del hombre donde va a nacer el Señor, el pesebre donde quiere sorprendernos la salvación. La estrella que anunciará la llegada del Señor, ¿se dejará ver en medio de tantos destellos de luces cegadoras?

Feliz domingo
Xabier Alonso

jueves, 5 de septiembre de 2019

HOXE. COMEZO DO TRÍDUO (7º día da novena)

Benqueridos amigos e amigas, xa imos paseniñamente achegándonos ao día 8. Falta moi pouquiño. Hoxe imos comezar o tríduo no que teremos connosco ao P. Abel, un xove sacerdote da Congregacion do Corazón de María, coñecidos como Claretianos, e que teñen a súa parroquia en Vigo, moi preto da Praza de España. O P. Abel é un dinámico e de intensa vitalidade pastoral. Damos as grazas por este servizo que realizará. Os PP Claretianos desenvolven a súa misión no anuncio do Evanxeo, e na nosa parroquia xa estiveron predicando unha Misión popular no ano 1954 con motivo do Ano Mariano. Xa choveu.
Hoxe imos rezar polas vocacións. Comezaremos ás 8 da tarde coa Exposición do Santísimo e o rezo do Rosario, e seguiremos coa novena e Misa.
Unidos na pregaria.

Xabier Alonso

ALEGRANOS NOS TEU AMOR (6º día da novena)

Pedimos aos Señor por medio de María contemplando as nupcias de Caná: alégranos no teu amor. Pois os cálculos daqueles recén casados non foron ben medidos, faltou o viño. Que apuro!
Canta veces os nosos cálculos quedan raquíticos ante a posibilidade de facer chegar a todos a ledicia do Reino, pero sen o Señor, non podemos. El transforma as nosas cativas posibilidades e fai que a auga, signo de purificación, de entrada na vida de Deus, cambien nos esponsales da alianza de amor do Señor, no viño da Nova Alianza.
e María?, pois como todas as nais sabendo ela moi ben o que tiña que facer. Unhas palabras foron suficientes, para que a impulso do seu coraón comenzasen os signos da presencia do seu Fillo.
Unha palabra de María Face o que Xesús vos diga, é suficiente para que comece xa en nós a forza renovadora do amor de Deus.

Xabier Alonso

martes, 3 de septiembre de 2019

ALEGRÍA NO FOGAR (5º día da novena)

Un meniño correndo de esquina en esquina, rindo e deixando que a fragancia da tenrura desborde polas portas e fiestras. María rí, Xosé non para de facer o posible para que neno non tropece nos mobles. E o neno medra e faise un adolescente. Saen en peregrinación e vai, non o atopan entre os seus, voltan ao templo e alí, e no medio dos doutores deixándoos coa boca aberta.
E María, ante a resposat do seu fillo garda e medita no seu corazón. A sabedoría que ela presenta ao mundo está a anticipar o que se manifestará en toda a súa plenitude.
O fogar, lugar de alegría e sabedoría, de escoita e palabra.

Xabier Alonso

lunes, 2 de septiembre de 2019

POR FIN (4º día da novena)

Chegar ao final é un motivo de gozo. Simeón e Ana estaban á espera da luz das xentes e gloria de Israel. Dous velliños, que con serenidade e ilusión non deixaron de confiar. O templo de Xeusalén converteuse nunha marea de risos, gargalladas, bágoas de ledicia, abrazos de satisfacción. Agora, os xeonllos trementes están anclados dando seguridade como a áncora dun buque. As mans artrósicas saben soster no colo ao meniño nado na miseria. Os ouvidos son abertos para escoitar co balbor dun choro de infante a Palabra creadora dunha nova xeira. Todo se renova e fai que agora os dous anciáns se convertan en testemuñas da vida.
Hoxe lembramos na pregaria ante a Nosa Naiciña aos anciáns. Pomos diante dela as verbas de homes e mulleres anceiantes de luz no camiño da vida.

Xabier Alonso
02-09-2019

domingo, 1 de septiembre de 2019


ALEGRÍA DO CEO E PAZ NA TERRA (3º día da novena)

Esta madrugada un bo grupo de mozos e mozas chegamos a tocar o ceo, pois ascendemos ata o Coto da Vella naXI pererinación da mocidade. Unha vez máis María  achegounos a Xesús. Con ela fomos facendo o camiño da fe, da amistade e da alianza co Señor. Unha camiñata de máis de 10 kilómetros que se converten en 10 oporunidades para a ledicia: entusiasmo, esforzo, comuñón, compañerismo, presenza, cansanzo, satisfacción, silencio, escoita, chegada.

Hoxe, dedicamos este domingo aos enfermos e a Pastoral da Saúde. Cada día, ao longo do ano, moitos poñen a súa pregaria diante da Virxe pedindo a saúde. Non é unha petición sen máis, é a súplica con nomes, historias e sofrimentos. E ela responde, dándonos a Xesús, saúde, salvación. Quen se fai, non so solidario coa dor das persoas, senón que a fai súa e a recompón en lugar de salvación, de sanación, en espazo vital no que se nos da unha palabra de esperanza. 

Un grupo de voluntarios acompañarán toda a xornada para explicar aos peregrinos a misión dos equipos de pastoral da saúde nas parroquias e nos hospitais.

tamén daremos a coñecer o percorrido das Reliquias de santa Bernardette desde Lourdes e que en proxima datas (do 15 ao 17 de setembro) estarán na nosa diocese.

No texto da novena escoitamos a voz dos anxos anunciarlle aos pastores o nacemento da saúde do mundo, da humanidade cansada e enferma polo pecado, na que un neno nado na miseria ven cambiar o rostro da nosa comunidade. 

Onte á tardiña os nenos e nenas que estiveron na novena e participaron deste día, foron para todos motivo de ledicia e de recuperarmos ese desexo de ser como eles. 

Gloria do Ceo, paz na terra aos homes de boa vontade. Abre a vida a ledicia da tenrura dun neno que ven salvarnos

Xabier Alonso

sábado, 31 de agosto de 2019

UNHA VISITA CHEA DE ALEGRÍA. (2º día da novena)

Unha enchenta de felicidade poder escoitar o saúdo de María. Si, hoxe, ela ven a nós e tráenos a presenza do seu Fillo. Enxendrado no seu ventre, movendo á súa Nai para levar a caridade ao fogar de Sabela e Zacarías. Hoxe, María, pronuncia o noso nome e ven visitarnos. Necesitamos sentirmos unha vitalidade renovadora, un alento de esperanza, unha ledicia que salta ata o ceo. Desdo o interior do seu ventre ata os cumes do Altísimo. 

E nós respondemos como Sabela, Bendita tí por terdes crido. Bendita María pola túa fe, que está a chamada a ser a nosa. Bendita tí por sacarnos do letargo, da tristura, do desalento, do cansanzo e falarnos da vida nova que se presenta ante o mundo.

Bendita ti, benditos nós, por termos acollido esta fe. Bendito sexa o Señor.

E María proclama as marabillas do Señor, canta as loanzas poñendo nos seus beizos un canto agradecido, levantando no nome de cada ser humillado que Deus ergue da lama ao popbre, da fartura ao famento, dignidade ao que está na fonchanca da miseria do pecado.

Benaventurada, feliz, ditosa, María, por terdes crido

Xabier Alonso

viernes, 30 de agosto de 2019

ALÉGRATE MARÍA (1º día da novena)

María, fonte de alegría é o lema que conducirá a novena de preparación á Romaría da Franqueira.
É a primiera verba que escoita María no silencio do seu corazón, na intimidade do encontro, na profundidade do ser: alégrate. Non é un imperativo de mandato, senon, tí, que está preparada para vivir o pleno gozo, que es a chea de Graza, alégrate, pois chegou o teu momento. Está aquí o que Deus estaba a esperar desde séculos, o que a creación estaba anceiar, o que a humanidade necesitaba escoitar. Alégrate, porque hoxe é a túa hora, é o teu momento de dar a resposta. Alégrate pois o eterno fixou en tí a súa ollada. Alégrate porque hoxe está para ti, disposto todo para o amor. Alégrate, porque a vida chega á plenitude. Alégrate porque o que non esperabas que ía acontecer en ti é o desexo de Deus. 
Por isto, querido amigo e amiga, como a María tamén che digo, alégrate porque chega a hora da salvación, da vida que se fai presnete, que espera de ti a resposta, que desexa o pai escoitar o si do teu amor. Alégrate porque a palabra está preparada para entrar no teu corazón, o Espírito disposto para facela madurar, o corazón aberto para a medra do Reino.
Alégrate María, e contigo alegrámonos todos

Xabier Alonso


domingo, 18 de agosto de 2019

QUIERO QUE ARDA DE AMOR

Jesús nos declara la guerra. Una declaración formal a todas las formas y estilos contrarios al amor auténtico. El no cesa en su empeño de desarmar lo que supone la muerte de la belleza creada por la mano del Hacedor. Y esa lucha empieza en mí, y en ti, intentando cada día renovar la gracia del bautismo y destronando al hombre viejo que está poseyendo el corazón. Una situación caduca que no lleva más que a ser complaciente y consentidor, negociador con el pecado y aceptando, sin posicionamiento, todo lo que se le pueda ocurrir al hombre.
La pasión, amor ardiente de Dios, penetra tu ser y te llena de su amor.
Hoy, no puedes quedarte indiferente, toma partido, decide. La muerte no puede estar en ti, más que para destruir lo que te anula. Es tiempo de salir al campo de batalla y poner paz, de la buena, de la que Dios nos da.
No pongamos dobles juegos y estrategias inútiles que desgastan y vacían de sentido el ser del hombre. O con Cristo o sin Cristo, o con la Cruz o sin Ella, o Caridad o sin compromiso. Ponerse en decisión es luchar cada día con la apatía, la indiferencia, los miedos interiores, las comodidades. Este mundo, esta historia, esta vida, regalo de Dios no puede ser destruido por la muerte del pecado, es resucitada cada día por la belleza del Cristo en que caminamos para ser todo en El. 

Feliz domingo 
Xabier Alonso
18-08-2019


Lectura del santo evangelio según san Lucas (12,49-53):

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«He venido a prender fuego a la tierra, ¡y cuánto deseo que ya esté ardiendo! Con un bautismo tengo que ser bautizado, ¡y qué angustia sufro hasta que se cumpla!
¿Pensáis que he venido a traer paz a la tierra? No, sino división. Desde ahora estarán divididos cinco en una casa: tres contra dos y dos contra tres; estarán divididos el padre contra el hijo y el hijo contra el padre, la madre contra la hija y la hija contra la madre, la suegra contra su nuera y la nuera contra la suegra».


domingo, 11 de agosto de 2019

UN TESORO


Si el domingo pasado la llamada a no estar sometidos a los bienes. Hoy nos previene, desde la confianza, a dar un paso más, la generosidad. El tesoro donde está nuestro corazón es la bondad y la belleza, la verdad y la justicia del Señor que podamos hacer partícipes a través de nuestra vida santa. Leamos con serena calma este texto de hoy. Tu tesoro, tu corazón no son para dejar que se apolillen y se estropeen, son para compartir gozosamente con los hermanos y hermanas. Estemos atentos, el Señor viene, no embotemos la mente y no pongamos nuestros proyectos en lo superfluo, la oportunidad está en anticipar el gozo del cielo. 
Hoy, domingo, tengo la oportunidad de compartir mi corazón, mi tesoro de la fe, la alegría del Señor con los demás. Queda una nueva semana por delante ¿cómo la voy a vivir? ¿dónde pongo los acentos de lo que quiero hacer? ¿con quien voy a compartir cada día? ¿a quien voy a cuidar con mi cercanía, la escucha, el abrazo? ¿como me dejo cuidar?
Tenemos este tesoro en vasijas de barro, frágil, pero inmensamente precioso

feliz domingo 
Xabier Alonso



Lectura del santo evangelio según san Lucas (12,32-48):


En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:
«No temas, pequeño rebaño, porque vuestro Padre ha tenido a bien daros el reino.
Vended vuestros bienes y dad limosna; haceos bolsas que no se estropeen, y un tesoro inagotable en el cielo, adonde no se acercan los ladrones ni roe la polilla. Porque donde está vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón.
Tened ceñida vuestra cintura y encendidas las lámparas. Vosotros estad como los hombres que aguardan a que su señor vuelva de la boda, para abrirle apenas venga y llame.
Bienaventurados aquellos criados a quienes el señor, al llegar, los encuentre en vela; en verdad os digo que se ceñirá, los hará sentar a la mesa y, acercándose, les irá sirviendo.
Y, si llega a la segunda vigilia o a la tercera y los encuentra así, bienaventurados ellos.
Comprended que si supiera el dueño de casa a qué hora viene el ladrón, velaría y no le dejaría abrir un boquete en casa.
Lo mismo vosotros, estad preparados, porque a la hora que menos penséis viene el Hijo del hombre».
Pedro le dijo:
«Señor, ¿dices esta parábola por nosotros o por todos?».
Y el Señor dijo:
«¿Quién es el administrador fiel y prudente a quien el señor pondrá al frente de su servidumbre para que reparta la ración de alimento a sus horas?
Bienaventurado aquel criado a quien su señor, al llegar, lo encuentre portándose así. En verdad os digo que lo pondrá al frente de todos sus bienes.
Pero si aquel criado dijere para sus adentros: “Mi señor tarda en llegar”, y empieza a pegarles a los criados y criadas, a comer y beber y emborracharse, vendrá el señor de ese criado el día que no espera y a la hora que no sabe y lo castigará con rigor, y le hará compartir la suerte de los que no son fieles.
El criado que, conociendo la voluntad de su señor, no se prepara ni obra de acuerdo con su voluntad, recibirá muchos azotes; pero el que, sin conocerla, ha hecho algo digno de azotes, recibirá menos.
Al que mucho se le dio, mucho se le reclamará; al que mucho se le confió, más aún se le pedirá».



Palabra del Señor




sábado, 3 de agosto de 2019

¿QUÉ TIENES QUE TE PUEDAS LLEVAR?

Que pena. Vidas rotas por tener, poder, olvidando ser.
Una tentación, la e la codicia, de la cual no estamos ninguno fuera de peligro. No es fácil aceptar, amar y servir en pobreza, en austeridad, viviendo de lo necesario. El evangelio, para leer este domingo con calma, es una llamada que golpea la opulencia de nuestro estilo de vida. Si hace unos días saltaba la noticia del gasto planetario, en el cual ya estamos en deuda con nuestra casa, viene a reclamar una mayor atención a qué estamos dedicando nuestra vida. ¿Quién consume los recursos del planeta?   ¿Acaso son los pobres?. Si no tienen nada!!!
El necio de la parábola se plantea lo que cada uno de nosotros tenemos en mente, almacenar, descansar, invertir, sacar mayores beneficios. No habla es hombre de compartir, ayudar a otro a desarrollarse, buscar beneficios comunes, dejar que la tierra repose o buscar otros cultivos. O sea, que tampoco estamos tan lejos del pensamiento necio del que acaba en la tumba.
La pregunta de Jesús, hoy no podemos casi ni formularla. ¿Para quién quedará lo que has acumulado?. Pues, si le damos un carácter universal, ¿acaso dejaremos algo acumulado o ya nos encargaremos de gastarlo todo?. Y ante esa sentencia muy usada ¡qué mundo dejaremos para nuestros hijos! a mi realmente me preocupa que hijos dejaremos para que sepan cuidar este mundo.
La doctrina de la Iglesia nos recuerda continuamente, y ahora de forma urgente el Papa Francisco, que el dinero, el poder económico, si no son usados adecuadamente nos esclaviza y crea desigualdades e injusticias. No nos engañemos, ya estamos agarrados por una dinámica de poder que nos provoca los males que han asolado esta casa en la que vivimos. No somos el centro del universo, ni somos eternos, ni lo conquistamos y conseguimos todo. Creer lo contrario es vanidad. No somos los mejores ni los buenos, no somos los más entregados ni los más solidarios, eso es vanidad. No somos los más humildes ni siquiera los que mejor comprenden, eso es vanidad. No somos los más, eso es vanidad. Porque, esta noche, sal a la ventana, mira el cielo, contempla el universo que se esconde detrás de los millones de estrella, y si puedes, deja que un sano pensamiento salga de tu interior y hazlo palabra. Porque el Creador pronuncio palabra de vida y se hizo futuro, de la muerte de nuestra vanidad nacerá un camino de humildad.
Si nacemos en la humildad de un horizonte de luz en el Resucitado, entonces, ¿qué nos llevaremos? Vida. La vida vivida en la esperanza que ensancha y nos llena de un futuro no lejano. ¿Qué llevas? Tú mismo, en todo lo que has recibido, en todo lo que eres, en todo lo que sientes y vives.
Feliz domingo



Lectura del santo evangelio según san Lucas (12,13-21):

EN aquel tiempo, dijo uno de entre la gente a Jesús:
«Maestro, dije a mi hermano que reparta conmigo la herencia».
Él le dijo:
«Hombre, ¿quién me ha constituido juez o árbitro entre vosotros?».
Y les dijo:
«Mirad: guardaos de toda clase de codicia. Pues, aunque uno ande sobrado, su vida no depende de sus bienes».
Y les propuso una parábola:
«Las tierras de un hombre rico produjeron una gran cosecha. Y empezó a echar cálculos, diciéndose:
“¿Qué haré? No tengo donde almacenar la cosecha”. Y se dijo:
“Haré lo siguiente: derribaré los graneros y construiré otros más grandes, y almacenaré allí todo el trigo y mis bienes. Y entonces me diré a mí mismo: alma mía, tienes bienes almacenados para muchos años; descansa, come, bebe, banquetea alegremente”.
Pero Dios le dijo:
“Necio, esta noche te van a reclamar el alma, y ¿de quién será lo que has preparado?”.
Así es el que atesora para SÍ y no es rico ante Dios».

Palabra del Señor

domingo, 28 de julio de 2019

LLAMAD, PEDID, BUSCAD. EL PADRE RESPONDE, ENTREGA, ES ENCUENTRO


Jesús, orando nos enseña a orar, y la oración se hace para nosotros petición, pues estamos necesitados; búsqueda, pues estamos perdidos; encuentro pues no podemos estar solos. 
La oración, según Jesús, es un movimiento de encuentro en que descubrimos con la confianza de hijos nuestra pobreza, esa que a pesar de tantos intentos no resolvemos, pero que necesita de la constancia. Por lo tanto es encuentro desde nuestra propia realidad y necesita una gran dosis de constancia, permaneced en la oración continua, porque el amor no es por partes, sino por siempre y para siempre. 
Es búsqueda confiada, no caminamos a tientas, sino de la mano que quien nos ama.
Es apertura al encuentro, a la comunión, a la fraternidad.

Por esto la oración es Abba, Padre, es Nuestro, en los hermanos para todos. Es perdón y misericordia, es alimentarnos del pan de cada día, del pan que sacia. No nos dejes caer, y si caemos, levántanos Padre.




Lectura del santo evangelio según san Lucas (11,1-13):

UNA vez que estaba Jesús orando en cierto lugar, cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo:
«Señor, enséñanos a orar, como Juan enseñó a sus discípulos».
Él les dijo:
«Cuando oréis, decid: “Padre, santificado sea tu nombre, venga tu reino, danos cada día nuestro pan cotidiano, perdónanos nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a todo el que nos debe, y no nos dejes caer en tentación”».
Y les dijo:
«Suponed que alguno de vosotros tiene un amigo, y viene durante la medianoche y le dice:
“Amigo, préstame tres panes, pues uno de mis amigos ha venido de viaje y no tengo nada que ofrecerle”; y, desde dentro, aquel le responde:
“No me molestes; la puerta ya está cerrada; mis niños y yo estamos acostados; no puedo levantarme para dártelos”; os digo que, si no se levanta y se los da por ser amigo suyo, al menos por su importunidad se levantará y le dará cuanto necesite.
Pues yo os digo a vosotros: pedid y se os dará, buscad y hallaréis, llamad y se os abrirá; porque todo el que pide recibe, y el que busca halla, y al que llama se le abre.
¿Qué padre entre vosotros, si su hijo le pide un pez, le dará una serpiente en lugar del pez? ¿O si le pide un huevo, le dará un escorpión?
Si vosotros, pues, que sois malos, sabéis dar cosas buenas a vuestros hijos, ¿cuánto más el Padre del cielo dará el Espíritu Santo a los que le piden?».

Palabra del Señor


domingo, 21 de julio de 2019

ABRE TU CASA A CRISTO




Dejamos el domingo pasado a un pobre hombre herido, sanado por la compasión de un samaritano y llevado a una posada. Vete y haz tú lo mismo, nos decía Jesús. Y como el posadero también acogemos a la persona necesitada de ser sanada en nuestra vida.
Hoy, Jesús, nos enseña a saber acoger, recibir al huésped que es él, conscientes de que es el encuentro con su amor.
Marta, maría y Lázaro, hacen de aquel hogar de Betania una imagen de lo que somos cada uno y esta Iglesia que formamos. Una casa abierta, todo dispuesto, con atenciones y cuidados, pero donde lo esencial es saber aprovechar a oportunidad de "perder" el tiempo a los pies del Maestro, compartiendo la vida y conociendo lo bueno que se acerca a nosotros. Una buena lección, abandonar nuestras preocupaciones inmediatas, para priorizar y responder a lo que Dios pone delante de nosotros.
Betania, la casa de la acogida, del descanso, del encuentro y la alegría, es nuestro corazón necesitado de priorizar lo auténtico.
Ahora, este domingo, abre las puertas, deja sentarse a tu mesa al peregrino del mundo, Cristo, al huésped de la historia que nos trae palabras de vida eterna.
Feliz domingo

Xabier Alonso
21-07-2019

domingo, 14 de julio de 2019

DÉJATE CURAR


Todos sacamos unas buenas conclusiones de la parábola que Jesús le relata al letrado. Como este buen hombre, el entendido en leyes, buscamos la mejor forma de cumplirlas. Cual es el primero, lo fundamental, lo que no debemos nunca olvidar, lo que sin eso no podremos alcanzar vida. Y la respuesta no es otra que la que había revelado Dios a lo largo de los siglos. ¿Nada cambia? Amar a Dios, con todo el corazón, toda tu alma, todo tu ser, y al prójimo como a uno mismo. Pues, ahora, cierras el librito y a seguir con la vida, como si nada. Sorprende que digamos, con toda serenidad, amar con todo. ¿Qué dices? ¿con todo?. Pues eso, cierro el libro y a seguir con mi mediocre vida intentando gustar la frustración de que para nosotros es imposible, pero para Dios, que todo lo puede lo hará, o que es cuestión de fe, o que solo están llamados los santos. Muchos son los llamados y poco los elegidos. Y con esta decepción del pecado de la imposibilidad de lograr lo primero y necesario, seguimos la vida. 
Pero la parábola, lejos de ser un adorno a la doctrina, o un ejemplo del que debemos servirnos para entender, es nuestra vida. Permíteme que desgrane algunas pequeñas reflexiones a la luz de los personajes.

Los sujetos a la ley son el levita y el sacerdote. Y esto lo entendía bien el letrado. Pues era conocedor de que aunque pudiesen parase a socorrer al pobre del hombre tirado en el camino, se complicaban la vida. Éstos pasarían a un ritualismo de purificador y así entrar a realizar los sacrificios en el tempo y las ofrendas a Dios "compasivo y misericordioso". Hoy, también, adornando nuestra vida de leyes sabemos cual debe ser el comportamiento ante el sufrimiento y la injusticia de los hombres. Todos tenemos una bolsa llena de buenas razones para resolver las desigualdades, lo que deben hacer los estados y gobiernos en las relaciones internacionales, las políticas que se deben fomentar, las normas y las penas para quienes no las cumplan. Pero, a mí no me toca hacerlo. ¿Estar con el miserable tirado en la vida? Pues, eso, para eso están las leyes. Yo no puedo complicarme la vida, puede que después el expediente policial o ante el juez esté manchado por llevar a un drogata al hospital, porque tendría que dejar los datos, y eso no me conviene, por pureza de expediente como ciudadano. No voy a ponerme con aquellos que intentan salvar a las mujeres que trabajan en un local de alterne esclavizadas por redes de trata. No, hombre, no vayan a pensar que eres cliente y quede tu expediente impuro. Pero no me vas a pedir que le eche una mano a los inmigrantes, no se crean que estoy también en malos rollos, o que me pidan cosas, o ... 
Y entonces, ponemos la lista de cosas buenas: lo primero rezamos, nos compadecemos, nos duele, somos sensibles pues cambiamos de canal al ver estas desgracias en la tele, o hacemos un gesto de dolor. Pero tranquilo la vida sigue. Pero hacemos alguna cosilla, y ayudamos. 
Pues seguimos en la mediocridad, porque e levita, el sacerdote, que pasan de largo, somos tú y yo, porque la ley es la misma Amar sobre todas las cosas, amar con todo el corazón, con todo tu ser, con toda tu alma, y al prójimo como a uno mismo. Y la ley se convierte en una carga insoportable por inalcanzable.
Pongo ahora nombre a los dos personajes que falta por comentar, excluyendo al posadero, que de ese no digo nada. 
El hombre tirado son estos todos de los que te hablaba: pobres, inmigrantes, excluidos, tirados en la calle, drogatas y adictos, prostitutas y alcohólicos, enganchados e adiciones impensables, maltratadores y maltratados, pero ahora mírate tirado, tú y yo. Pon los zapatos de todos ellos, toca fondo en tu miseria, experimenta el silencio agobiante de no levantarte en la vida. Yo lo veo en mí, ¿y tú?.
Porque, el Buen Samaritano, el Jesús de corazón inmenso, de amor infinito, de misericordia y bondad, es el que de forma desinteresada, gratuita, amorosa y compasiva, carga al hombre, al perdido como la oveja, al esclavo de sus miedos e impotencias, de las miserias, y lo cura con el "aceite del consuelo y el vino de la esperanza". Mientras no experimentemos el ser sanados por Jesús poco saldrá de nosotros, sino buena voluntad y aguante para hacer las cosas por los demás por diversos motivos, pero sin llegar más que a poner con el buen deseo algo bueno en este mundo de desigualdades. 
Si el domingo pasado decía déjate querer, hoy tengo que decir y decirte déjate cuidar, déjate sanar, déjate cuidar. Y cuando vemos la grandeza de quien nos sana, podremos salir a sanar, cuidar, porque siendo amados podremos amar.


Lectura del santo evangelio según san Lucas (10,25-37):

En aquel tiempo, se levantó un maestro de la ley y preguntó a Jesús para ponerlo a prueba:
«Maestro, ¿qué tengo que hacer para heredar la vida eterna?».
Él le dijo:
«¿Qué está escrito en la ley? ¿Qué lees en ella?».
El respondió:
«“Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón y con toda tu alma y con toda tu fuerza” y con toda tu mente. Y “a tu prójimo como a ti mismo”».
Él le dijo:
«Has respondido correctamente. Haz esto y tendrás la vida».
Pero el maestro de la ley, queriendo justificarse, dijo a Jesús:
«¿Y quién es mi prójimo?».
Respondió Jesús diciendo:
«Un hombre bajaba de Jerusalén a Jericó, cayó en manos de unos bandidos, que lo desnudaron, lo molieron a palos y se marcharon, dejándolo medio muerto. Por casualidad, un sacerdote bajaba por aquel camino y, al verlo, dio un rodeo y pasó de largo. Y lo mismo hizo un levita que llegó a aquel sitio: al verlo dio un rodeo y pasó de largo. Pero un samaritano que iba de viaje llegó adonde estaba él y, al verlo, se compadeció, y acercándose, le vendó las heridas, echándoles aceite y vino, y, montándolo en su propia cabalgadura, lo llevó a una posada y lo cuidó. Al día siguiente, sacando dos denarios, se los dio al posadero y le dijo: “Cuida de él, y lo que gastes de más yo te lo pagaré cuando vuelva”. ¿Cuál de estos tres te parece que ha sido prójimo del que cayó en manos de los bandidos?».
Él dijo:
«El que practicó la misericordia con él».
Jesús le dijo:
«Anda y haz tú lo mismo».



Feliz domingo
Xabier Alonso
14-07-2019







jueves, 11 de julio de 2019

SAN BENITO

 Benito, bendito, bendición de Dios a todo un pueblo. Bendito pues no se acomodó en una vida fácil, sino que, escuchó la palabra en su corazón. Bendito por ese inmenso silencio, como mar en que se adentra aventurero de nuevas tierras. Bendito en celebrar la obra de Dios, poner en cada verso corazón agradecido reconociendo en el Padre Bueno el regalo de su amor. Bendito por hacer de cada encuentro oportunidad para la comunión, encuentro saliendo de la mazmorra que aprisiona buscarse a uno mismo, para encontrarse con el hermano y en él, el rostro del Señor. Bendito porque cada casa de tus hermanos y hermanas es un remanso de paz, un sosiego del corazón, una oportunidad para ser más hermano. Bendito por acercar el buen saber, la sabiduría del corazón, el buen sabor de la contemplación. Bendito por la caridad, abrir las puertas al pobre, al peregrino y que cada monasterio sea un hogar. Bendito Benito, Benito Bendito.

Feliz día a todos
Xabier Alonso
11-07-2019

domingo, 7 de julio de 2019

PEDID AL DUEÑO DE LA MIES

Hoy estamos de fiesta
Dos nuevos presbíteros, un diácono, dos lectores. Una diócesis, como la nuestra, tiene hoy un motivo más que sobrado para hacer fiesta. Jóvenes, decididos, apasionados por Cristo, entregados a los hermanos, dispuestos a todo. Hoy, queremos dar gracias al cielo por este don tan maravilloso. Hoy queremos cantar por la bendición que Dios nos concede en la vocación a ser vivir en Cristo.

Todo este día deamos grazas e esteamos co corazón cheíño de ledicia. Benqueridos amigos e amigas, pídovos que sigamos confiando no amor. El bendinos coa súa paz e nos enche do seu amor.
Non nos esquezamos de seguir orando polas vocacións, por todas, en primeiro lugar para que cada un renovemos en nós a vocación, a chamada e a resposta ao amor de Deus no bautismo. Polas novas vocacións á vida matrimonial e familiar, a consagración relixiosa e misoneira, a consagración do ministerio presbiteral e diaconal. 

Que teñades todos un feliz domingo
Xabier Alonso

miércoles, 3 de julio de 2019

CREO Y VEO

Me convence, me vence, me ilumina, me llena.
Vencido por una palabra, por un gesto, por haber sido tocado por quien ama y muestra las llagas de este amor. Heridas que sanan los golpes de mi incredulidad. Dureza de corazón vencida por la dulzura de tu mirada. Ahora, extiendo mis manos, toco y al tacto siento el gozo de haber sido marcado por las huellas de la ofrenda. 
Señor mío y Dios mío. Susurro, pronuncio, sin sentirme avergonzado, sino por haber sido vencido. Dios mío, ya es posesivo, eres mío, eres vida mía, eres Tú en mí y yo en Tí.
Dios mío, ya no eres ajeno, eres dueño de mi vida, dueño de mi ser, de mi corazón, mi pensamiento.
Creo, toco, veo, gozo.
Y sigo viendo tus llagas sanadoras y santificadoras en la mirada, en el tacto y en latir del corazón de tu Iglesia que te presenta ante el hombre herido e incrédulo. Ven hermano, hermana, oye, toca, siente.

Xabier Alonso
03-07-2019


3 de xullo: festa de Santo Tomé apóstolo
Evanxeo: Xn 20, 24-29
    Tomé, un dos doce, o chamado Xémeo, non estaba con eles cando chegou Xesús. Dicíanlle entón os outros discípulos:
    --Vimos o Señor.
    Pero el contestoulles:
    --Como non vexa nas súas mans os buracos dos cravos e non meta nelas o meu dedo; como non meta a miña man no seu costado, non crerei.
    Oito días despois estaban outra vez dentro os discípulos e Tomé con eles. Chegou Xesús, estando pechadas as portas, e, poñéndose no medio, dixo:
    --Paz convosco
    Despois díxolle a Tomé:
    --Trae aquí o teu dedo e mira as miñas mans; trae a túa man e métea no meu costado. Non sexas incrédulo, senón home de fe.
    Tomé respondeulle:
    --Meu Señor e meu Deus!
    Xesús díxolle:
    --Tes fe porque me viches? Benia as persoas que creron sen me veren!


domingo, 30 de junio de 2019

TE SEGUIRÍA


Es el tiempo verbal que más se utiliza: sería, iría, me comprometería, daría, amaría, ... si, pero, aún no. Y damos plazos a todo. Así, la urgencia de vivir se convierte en una larga espera de decisión que no logra encontrar respuesta en el corazón de cada uno.
Hoy, es El quien se decide por nosotros. Toma en firme la decisión de ir a Jerusalén. Ya está decidido, el camino que venía abriendo poco a poco, ahora ya es una decisión firme y real. La Pascua está en el horizonte.
Hoy, domingo, pascua semanal, el Señor pone como final de este camino la cruz y la luz, la entrega hecha ofrenda, la vida dada para la vida del mundo.

Feliz domingo
Xabier Alonso
30-06-2019


LECTURA DO SANTO EVANXEO SEGUNDO LUCAS

                    Naquel tempo, cando se ía cumprir o tempo de que levantasen a Xesús deste mundo, decidiu en firme ir a Xerusalén. Mandou mensaxeiros por diante. Entrando estes nunha aldea de samaritanos, para lle prepararen pousada, non o recibiron, porque lle coñeceron que ían cara a Xerusalén. Ao veren isto, os discípulos Santiago e Xoán dixeron:
                    ‑ Señor, queres que digamos que baixe do ceo un raio que os parta?
                    Pero el volveuse e rifoulles. E foron para outra aldea.
                    Polo camiño, díxolle un:
                    ‑ Seguireite, vaias onde vaias.
                    Respondeulle Xesús:
                    ‑As raposas teñen tobeiras, e os paxaros teñen niños; pero o Fillo do Home non ten onde pousar a cabeza.
                   Díxolle a outro:
                    ‑ Sígueme.
                    Pero el contestoulle:
                    ‑ Déixame ir primeiro enterrar a meu pai.
                    Respondeulle:
                    ‑ Deixa que os mortos enterren os seus mortos: ti vai anunciar o Reino de Deus.
                    Outro díxolle tamén:
                    ‑ Señor, seguireite, pero deixa que primeiro me despida da miña familia.
                    Contestoulle:
Quen despois de pór a man no arado, mira para atrás, non é apto para ao Reino de Deus.