miércoles, 1 de enero de 2020

MARÍA CONSERVABA EN SU CORAZÓN


Hoy, primer día del año, octava de Navidad, os queremos desear el mejor de los deseos para vosotros y vuestras familias. No es un postureo, es la pura verdad. Si vemos la vida como un regalo, no debemos tener miedo a esperar la felicidad. No es una quimera un tesoro por escudriñar, es el tesoro escondido, que ante nosotros se viene a mostrar. ¿Qué estás dispuesto, desde hoy a abandonar?. Insisto, que no es postureo, en la vida hay que optar. Que desde ahora te decidas por lo bueno, lo bello, la bondad y la verdad. Que empezamos el año nuevo y es jornada por la paz. Y ésta viene del cielo, que es un regalo del Señor, pero que hay que dejar que cada uno la cuide y la promueva llevando a todos su buen olor. No decaiga, desde hoy mismo, queremos cantar las glorias del Señor. El nos bendice, nos llena, nos alegra con su amor. 
Para ti tengo una propuesta, cada día una oración, la Palabra del Señor y vivir en comunión. Siéntete Iglesia, Iglesia del Señor, no la de fulano o citano, la Iglesia del Señor. Este es tu hogar y esta casa es bien grande, en ella cabemos todos, y en su mesa invitados estamos a cenar. Ven hermano, ven hermana, mayores y niños, jóvenes y enfermos, los pobres y los que empobrecen el corazón, los pecadores y los que no valen, éste es tu lugar. Aquí desde hoy te invitamos a no caer en tristeza, aquí te regalamos, el camino en la verdad para peregrinar a la vida. 
Hoy es día de María, Madre y Señora. A ella le encomendamos este año desde primera hora. A Ella le pedimos que nos conceda el corazón abundante de silencio y serenidad para la acción de Dios el él meditar.

Feliz año 
desde A Franqueira, Prado da Canda e A Lamosa
Xabier Alonso
1-1-2020

domingo, 29 de diciembre de 2019

LA FAMILIA Y UNO MÁS

Hoy celebramos la festividad de la Sagrada Familia. 
Una tentación inmediata es el de hacer un discurso explosivo sobre la situación actual. Una palabra tremendista, a la que no le falta razón en muchas cosas, de lo minada que está por todas partes la familia. Pero, si en algo se define la Navidad es el de sus vivencias familiares. Y que bien que podamos ver una vez más a la Sagrada Familia, y fíjate en el orden de nombres que pone la Iglesia: Jesús, María y José. El más importante, el centro de atención y dedicación es por quien estamos de fiesta. Y es que Dios se hace uno de nosotros, lógicamente, en el seno de una joven familia. Y nada de amarguras, aunque sí dificultades. Nada de penas, aunque se tuvieron que buscar las patatas. Nada de tristezas, aunque costase comprender lo que estaba sucediendo.

Me llama poderosamente la atención que, cuando los niños no estudian, son maleducados, su comportamiento es incorrecto, de quién es la culpa?, y lo decimos, de la familia, de los padres.
Si los jóvenes se van de botellón, si la sexualidad se vive de forma desordenada, si las relaciones son fugaces, quien es el responsable?, la familia. No podría ser menos.
Si los ancianos son abandonados, si los matrimonios están en crisis, si los enfermos desatendidos, si el consumismo es desorbitado, donde está el origen?, en la familia.
Si los niños y jóvenes no van a Misa, si la Iglesia está vacía, si en los seminarios no hay candidatos y los jóvenes no van a conventos, donde está la razón?, en la familia.

Y venga con la matraca. 
Y yo hoy, quiero dar gracias. Porque lo necesitas y yo lo necesito. Dar gracias por nuestras familias. Que no es la familia perfecta, ninguna lo es. Pero hemos aprendido el sentido de gratuidad, pues la vida es dada. Hemos aprendido a amar en las diferencias, pues el amor no significa uniformidad, sino ver en el otro, no tanto lo que nos distingue sino lo que nos complementa y enriquece. Y damos gracias por la familia, donde la sinceridad nos define, las críticas son constructivas y se hablan a la cara. Donde aprendemos a ser perdonados, porque se nos ama, y a saber perdonar porque es necesario. Donde las rupturas son heridas difíciles de cerrar, y las cicatrices son señales de sacrificios del corazón. Donde los silencias hablan, las miradas son discursos y las manos abrazan para decirlo todo. La familia es donde se descubre la llamada interior de conocerse a si mismo y descubrir que soy llamado a ser. Y damos gracias por la familia, risas que duele la barriga y nudos en la garganta cuando el dolor se mete en el pecho. 
Y damos gracias por la familia y decimos que somos uno más, que nos une y nos llena de vida. El uno que lo es todo, en el todo que se hace nada, se anonada, se hace nuestro y nos deja ser nosotros. Hoy damos gracias al UNO que se une en la unidad familiar. Damos gracias a Dios por ser de nuestra familia, por ser nosotros familia de Dios. 

Sagrada Familia, Jesús, María y José, protege a nuestras familias.

Feliz domingo 
Xabier Alonso
29-12-19


miércoles, 25 de diciembre de 2019

SAL CORRIENDO, VUELVE EN PAZ



No esperes, ya has recibido la noticia. 
No mires atrás.
No te agarres. 
Deja lo que tengas. 
Abandona las seguridades. 
Agárrate a los hermanos. 
Sal corriendo. 
No es huir. No. 
Sal a la búsqueda. 
¿Quién guía? 
El enviado del Señor. 
Los ángeles, que los sigue habiendo. 
Están ahí. Y te anuncian la gloria de Dios, la paz a los hombres. 
¿Tienes miedo? 
Claro, es de noche. 
¿No sabes por dónde es? 
No es tu camino, es el de la verdad, que llega a la vida. 
Y a lo lejos, pero no mucho. 
Allá la luz que lo ilumina todo, lo llega todo, lo alegra todo. 
Rodeado de noche, el Niño. 
¿Qué hace? Está. 
¿Qué haces? Sonríe, goza, vive, llora, ama. 
¿Qué necesita? Todo. 
¿Qué le ofreces? Tu pobreza, tus miedos, tus fragilidades, tu pesebre. 
¿A dónde vas?
Sal corriendo. 
Díselo a todos.
No esperes.
No tengas miedo a la noche del mundo.
Ya está en ti.
La luz se despliega en tu vida.
El, un niño, ha transformado tu corazón, tu vida, tu ser.
Un niño, lo cambia todo.
¿Qué llevas?
Ternura, vida, amor.
¿Qué necesitan?
Paz a los hombres.
Feliz día de Paz desde el pesebre de Dios.

Paz hermanos, Paz hermanas.

Xabier Alonso
25-12-2019


domingo, 15 de diciembre de 2019

DAME UNA PALABRA DE FUTURO

La alegría de la que se alimenta hoy la liturgia nace de la esperanza. Esta que brota como el manantial que, después de un tiempo prolongado sin manar, vuelve a devolver a la tierra el verdor perdido. Es preciosa la lectura de Isaías, todo nos habla en futuro, todo está por venir. Ya lo podemos intuir, pero lo bueno vendrá. No perdamos la esperanza, no nos desolemos en la situación. Dios tiene una palabra de esperanza. ¿Acaso no es El la fuente de vida?. ¿Quién o que te devolverá la alegría perdida?
Ahora, levanta la vista, ponte en pie, se nos anuncia la gracia. Dios viene con su poder para llenar los corazones vacío y desolados y devolverles la dignidad. Vendrá, dará vida, florecerá el jardín y lo llenará de la belleza.
Por eso, la respuesta de Jesús a la pregunta de Juan. El Reino ya es anunciado, los ciegos ven, los cojos andan, los mudos hablan. Lo imposible ya se realiza. Que nuestro corazón pobre conozca la verdad de la salvación.
Alegraos y tened paciencia, espera en Dios y volverás a alabarlo.

Feliz domingo 
Xabier Alonso

sábado, 7 de diciembre de 2019

FIESTA DE LA INMACULADA. Los regalos a nuestra Madre

Este domingo, con la celebración previa con sus vísperas, celebramos la solemnidad de la Inmaculada Concepción de María. Este año le haremos unos cuantos regalos a nuestra Madre, entre ellos:

La vela de ofrenda. Tendremos en la capilla de ofrendas del Santuario, donde se encienden las velas, un nuevo modelo de cirio. En color blanco con la imagen de la Virgen de A Franqueira estampada en color azul y en su reverso la oración a Nuestra Señora. Cada vela es una oración a María, cada luz encendida es la ofrenda de nuestra plegaria. Este cirio nos ayudará a hacer de este gesto sencillo, como es encender una vela, a que sea un momento de encuentro con Ella, descubramos la grandeza de su amor de Madre, y podamos saborear la confianza de ponernos en sus brazos.

El segundo regalo es la estampa con as oraciones para el encuentro con la Virgen María. Recoge el cuadro de Diego de Giraldez y en su reverso unas oraciones muy sencillas. Pequeñas frases para dedicarlas a María e el momento en que pasamos por debajo de su imagen. Esta costumbre no puede ser un gesto vacío de contenido. Ella tiene mucho que decirnos, y lo hace con su respuesta a Dios como nos narra el evangelio. Tres momentos y tres peticiones: la fortaleza dela fe, la seguridad de la esperanza y la constancia en el amor. ¿Qué más podemos pedir?

El tercer regalo es un folleto explicativo del Santuario. De forma muy sencilla presentamos la historia, el arte y las celebraciones de las Romería en Honor de la Virgen. Muchas personas preguntan sobre los orígenes y la historia de este santuario. Presentamos este material de divulgación, y el regalo a María es darla a conocer, entrar en la historia con agradecimiento, divulgar su devoción como enseña de nuestra identidad de creyentes en el aquí y ahora que nos ofrece la Gracia.

El CONCIERTO DE NAVIDAD A FAVOR DE CÁRITAS
Después de la Misa de las 5 de la tarde, Rubén de Lis nos dará un concierto para pregustar la Navidad. La colecta de este domingo en la Misa vespertina será a favor de Cáritas, igual que las rifas para el sorteo de varios regalos en dicho concierto.

HORARIO

a Franqueira: 11 de la mañana y 5 de la tarde
Concierto de Navidad a las 5,45

Prado da Canda: 10 de la mañana
Lamosa: 12,15 de la mañana




lunes, 2 de diciembre de 2019

CONSUMIDOS POR EL CONSUMO. Consumo responsable


Hace 29 años los obispos españoles publicaban una exhortación titulada "La verdad os hará libres". En esa época, yo era estudiante en el Seminario Mayor de Vigo, y el profesor de moral nos "invitó" a leer el texto. La lectura, en algunas cosas, la consideraba como demasiado exagerada. Pensaba que los obispos estaban muy cerrados en sus ideas y que era demasiado pesimistas. Los cambios sociales y eclesiales eran brutales, y la formulación de posturas, sobre todo ideológicas, estaban al orden del  día. Pero he rescatado un par de párrafos del número 15 que estaban en parte en el trasfonde de la homilía de ayer en las parroquias. 

"La proclamación de las libertades formales en nuestro sistema democrático no excluye la emergencia de sutiles formas de enajenación: llamamientos compulsivos al consumismo, imposición desde las técnicas de marketing de modelos de conducta de los que están ausentes valores morales básicos, manipulación de la verdad con informaciones sesgadas e inobjetivas, introducción abierta o subliminal de una propaganda ideológica «oficial» o de la cultura en el poder; frecuentemente antirreligiosa y silenciadora o ridiculizadora de «lo católico»
Durante estos años se ha llevado a cabo un desmantelamiento sistemático de la «moral tradicional»: desmantelamiento que no ha hecho más que destruir; no ha construido, en efecto, nada sobre lo que asentar la vida de nuestro pueblo ni ha establecido un objetivo humano digno de ser perseguido colectivamente; ha sembrado el campo de sal y ha abierto un vacío que no ofrece otra cosa que la pura lucha por intereses o el goce narcisista.
(los subrayados son de mi cosecha)

Desgraciadamente en muchas cosas tengo que darle la razón a los obispos después de tantos años. La razón es ver el doble juego en el que nos sitúan los intereses de unos pocos. Por ejemplo, esta semana nos han llenado de noticias ecológicas, que inundan un sentido de la responsabilidad del cuidado de la "casa común" y en el que, con motivo de la cumbre del clima, todos parecemos convencidos del cambio que debemos asumir y nuestra responsabilidad. Pero, estos mismos, que somos conscientes de la realidad del planeta llenamos nuestras despensas y armarios de un consumo desmedido y desproporcionado. Ayer decía "tenemos muy claro decirle a nuestros hijos cuando es no a la hora de comprar algo que consideramos innecesario, pero, ¿cuando aprendemos nosotros a decir que no?". Las campañas de marketing son bestiales y el consumo de los recursos, la producción de basura y, lo que es más importante, la esclavitud de nuestra libertad, es un precio demasiado grande. Un consumo que va minando el interior del hombre y consumiendo su esperanza, pues no lo puedes tener todo, ni lograrlo todo. Nos quedan unas semanas muy duras en las que aprender a decir que no es el reto de cada día al estar asediados por el atractivo del mundo. 

Ayer el papa en la homilía en el Vaticano nos recordaba que lo  que adormece y mata la fe  es el tener el corazón en las riquezas, en las posesiones, poner la confianza en los bienes, creer que con el solo tener lo puedes tener todo. Cito al papa Francisco:

El consumismo es un virus que afecta a la fe en su raíz, porque te hace creer que la vida depende solo de lo que tienes, por lo que te olvidas de Dios que viene a ti y a quienes te rodean. El Señor viene, sino que sigue los apetitos que te llegan; el hermano llama a tu puerta, pero te molesta porque perturba tus planes, y esta es la actitud egoísta del consumismo. En el Evangelio, cuando Jesús señala los peligros de la fe, no le importan los enemigos poderosos, las hostilidades y las persecuciones. Todo esto sucedió, existe y existirá, pero no debilita la fe. El peligro real, por otro lado, es el que anestesia el corazón: depende del consumo, se deja cargar y disipar por las necesidades

No nos dejemos consumir por el consumo

Te invito a entrar en este enlace sobre consumo responsable


Xabier Alonso
02-12-2019







domingo, 24 de noviembre de 2019

REQUIEM POR LA NAVIDAD



Como habéis visto, queridos amigos, he estado muchas semanas sin escribir nada en el blog. Creo que son muchos los materiales de reflexión, de muy diversa procedencia y pensamiento, que hay en el mercado de las redes. Mi pretensión, no es en absoluto, ser portavoz de nada más que lo que puede sugerir en cada momento tanto la Palabra que a veces es provocativa, espera una respuesta y sugerente para mi y que deseo compartir con vosotros.

Ayer no dejé de estar perplejo ante todo lo que está suponiendo el famoso encendido de las luces, esta competencia sin tregua con un gasto desproporcionado, el abandono del tiempo como lugar sagrado de un acontecimiento. Desde que en agosto ya tienes a disposición la lotería de Navidad, o los turrones y dulces, no deja de ser una cebo que se pone ante la voluntad débil del hombre que considera la acumulación de bienes como horizonte de su felicidad. No es solo el que nos invada un estilo consumista desorbitado, sino que se combina con un discurso pastoso y cardíaco de una Navidad que no pone su mirada en el pesebre de Belén.

La Iglesia aún no ha comenzado ni siquiera la preparación de las fiestas con el adviento. Quisiera ver las caras de alguno, que, en sus paseos entre comercio y comercio por las ciudades puedan entrar en una iglesia. Verán ausencia de adornos, austeridad, telas moradas y sobriedad. Pero una palabra, esperanza. Porque, así, como el pueblo de Israel estaba cautivo en tierra extraña y su tierra devastada, el corazón de hombres y mujeres están lejos del amor, lleno pero insatisfecho, aturdido y sin rumbo.

Y hoy, día de Cristo Rey, el signo es la cruz, manantial de misericordia.

Es en el corazón alejado del hombre donde va a nacer el Señor, el pesebre donde quiere sorprendernos la salvación. La estrella que anunciará la llegada del Señor, ¿se dejará ver en medio de tantos destellos de luces cegadoras?

Feliz domingo
Xabier Alonso