domingo, 28 de febrero de 2021

QUE BIEN SE ESTÁ AQUÍ

 


No es extraño escuchar la expresión "qué bien se está aquí" en estas montañas da Paradanta, Montouto e a Canda. Un aire puro, un silencio solo roto por el canto de los pájaros (y a veces los extraños ruidos de las motos y demás vehículos que irrumpen como un ejército de moscardones gigantes). Qué bien se está aquí. Y es lo que buscan muchos en estos tiempos de desazón, incertidumbre, desestabilidad. Buscamos zonas de confort, refugio en medio de la lucha, evasión en las preocupaciones, descanso en las carreras por no ser alcanzados por un enemigo que lo devora todo: el tiempo. Sin éste estamos perdidos y cuando hay mucho resulta peor, pues muchos no saben "perder" el tiempo. Qué bien se está aquí! Ya no es fruto de la gratuidad de lo que te viene dado y que acoges como un regalo. Ya es también resultado del esfuerzo y del trabajo: la cultura del ocio se convierte en el negocio del ocio. Se gasta y gana dinero ocupando el tiempo de descanso: los hay que el placer compensatorio de ser un engranaje en la rueda de producción sentirte grande teniendo billetera gorda o super tarjeta para ser quien ordena y compra. Los que buscan un banquete lleno de los mejores platos, o por lo menos de una gastronomía desconocida que provoca el placer en el paladar y presumir de gestarte x euros en un suculento, pero minúsculo menú. Los que se evaden de los problemas con deportes de riesgo o arriesgando su propia vida. Los que necesitan nuevas experiencias, los que agotan el tiempo en el sofá dejando correr capítulos interminables de series atrapantes. Podrías seguir con la lista de todos los ejemplos que se te ocurran. 

Pero hay algo común en esto:

Querer evadirse, como si la vida que uno lleva durante la semana no fuese suya, sino impuesta, y ahora soy yo, creemos, quien toma las riendas de mi mismo. 

Necesidad de tener nuevas experiencias, cual más original.

Romper con todo. Romper con la máquina interior que está desbordada con tantas preguntas que nos hacemos.

Y si entras en el buscador y pones escuela de espiritualidad te tropiezas con métodos que te evaden, te ayudan a ausentarte, o tradiciones muy lejanas a nuestra esencia. Lo novedoso siempre atrae. 

¿Qué es espiritualidad?

Pues lo que hace Jesús con los apóstoles este domingo. La realidad es dura. El camino a Jerusalén es claro: la ofrenda por amor de la propia vida, la muerte.... y la Resurrección. Concepto y experiencia desconocido para ellos y sus contemporáneos ( permitidme también erróneo a veces en nuestra visión). El anuncio es claro, no pone palabras complacientes. El Hijo se entrega. Será duro. No lo asimilan, no puede ser, no entra en los esquemas.

Y toca subir en la intimidad de la amistad, Pedro, Santiago y Juan, a la montaña. El lugar es único, inmenso, la mirada se pierde en el horizonte. El silencio es total. Y el sol se queda en la sombra de la luz del Señor. Ya no es el sol el que ilumina, es el Señor. Ya no es la Ley de Moisés la que guía es el Señor. Ya no es Elías al que esperan, ya está aquí el Señor.

Qué bien se está aquí. Es lo único que se les ocurre. Envueltos en la nube de la gloria y Dios Padre pronuncia su mensaje: mi Hijo amado, escuchadle.

No. No te escuches a ti mismo. Ábrete a escuchar, a que la Palabra, el diálogo, el encuentro sea real. El Señor, como buen maestro, sabe que necesitan sus discípulos en cada momento. Se lo ofrece y es un reto. 

En esta cuaresma no te encierres en un monólogo agotador de lo que tienes que hacer, de lo que hay que cambiar, de lo que es obligatorio... entra en el Señor, deja que su luz lo llene todo y escucha. Escuela de espiritualidad del Tabor, de la Transfiguración, es dejar que El lo llene todo, lo que cada día vives, te inquieta y te hunde. Hacerlo en este camino que conduce a otra montaña, el Calvario. La cruz allí clavada es el árbol de la vida que da su fruto en el jardín. Deja que el Padre de las misericordias rescate la belleza de tu vida que está oculta bajo el traje sucio del pecado.

María nos acompaña en esta peregrinación

Feliz domingo


Lectura del santo evangelio según san Marcos (9,2-10):

En aquel tiempo, Jesús se llevó a Pedro, a Santiago y a Juan, subió con ellos solos a una montaña alta, y se transfiguró delante de ellos. Sus vestidos se volvieron de un blanco deslumbrador, como no puede dejarlos ningún batanero del mundo. Se les aparecieron Elías y Moisés, conversando con Jesús.

Entonces Pedro tomó la palabra y le dijo a Jesús: «Maestro, ¡qué bien se está aquí! Vamos a hacer tres tiendas, una para ti, otra para Moisés y otra para Elías.»

Estaban asustados, y no sabía lo que decía.

Se formó una nube que los cubrió, y salió una voz de la nube: «Este es mi Hijo amado; escuchadlo.»

De pronto, al mirar alrededor, no vieron a nadie más que a Jesús, solo con ellos.

Cuando bajaban de la montaña, Jesús les mandó: «No contéis a nadie lo que habéis visto, hasta que el Hijo del hombre resucite de entre los muertos.»

Esto se les quedó grabado, y discutían qué querría decir aquello de «resucitar de entre los muertos».






domingo, 21 de febrero de 2021

EMPUJADOS AL DESIERTO, MENSAJEROS DEL EVANGELIO

 


Hemos comenzado la cuaresma. Una nueva oportunidad para que el Señor nos lleve al desierto y nos hable al corazón. Hoy leemos el texto de san Marcos. Breve, conciso y directo.

Tres aspectos

1.- El lugar: el desierto. Con esa doble mirada: es empujado por el Espíritu y se deja tentar por Satanás. Y también otros personajes secundarios: las alimañas y los ángeles.
Atrévete a entrar en este desierto. Es vital. Siente la fuerza del Espíritu, no eres tú el que deseas hacer cuaresma, es el Señor quien te empuja. El sabe que tienes miedo, porque podemos perecer. Entra, y deja que el mal deje al desnudo la realidad más cruda. 

2.- ¿Quién nos defiende? Es el Señor.
A quien se empeña en vivir a fondo el amor de Dios, a descubrirle en su vida, a dejarse renacer en su paternidad-maternidad, a ése, el Tentador lo asedia con fuerza. Cuantas veces crecen las dudas, nacen las inseguridades interiores, vienen las frustraciones, se adueña la tristeza, invade el cansancio. Te preguntas ¿para qué? y te dice el tentador, no te compliques la vida.
El amor debe ser purificado en la prueba, fortalecido en las dificultades.
Y le dices, con toda el alma: no nos dejes caer en la tentación

3.- Y Jesús va a Galilea. Allí comenzará todo, aquí, en la Galilea de los gentiles, en las periferias del reino, en medio de los que buscan, se sienten también inquietos, los que a veces les convencen que no tienen más futuro que ser el engranaje de un imperio. Y el grito de Jesús es la llamada a la conversión. Cambia tu versión, esto es, pon otra mirada a tu vida. Por la mirada del amor del Padre. Da un giro, mira a los lados, atrás, arriba y abajo, mira adelante. Porque la conversión es para la escucha, para la alianza, para el encuentro, para la verdad y la vida.
Cambia el rumbo y por la mirada en el final de este camino para ver la cruz pascual.

Feliz domingo
Xabier Alonso


Lectura del santo evangelio según san Marcos (1,12-15):

En aquel tiempo, el Espíritu empujó a Jesús al desierto. Se quedó en el desierto cuarenta días, dejándose tentar por Satanás; vivía entre alimañas, y los ángeles le servían. Cuando arrestaron a Juan, Jesús se marchó a Galilea a proclamar el Evangelio de Dios.

Decía: «Se ha cumplido el plazo, está cerca el reino de Dios: convertíos y creed en el Evangelio.»

Palabra del Señor


viernes, 19 de febrero de 2021

SALVEMOS

 


Hace unos días vi a una persona que llevaba una mascarilla con el hashtag salvemoslahostelería. Quisiera añadir varias propuestas: salvemos el trabajo juvenil, salvemos la educación, salvemos la sanidad, salvemos la pesca, salvemos la agricultura... comprendo que el sector hostelero, turístico, viajes, etc ha sufrido la caída del siglo, lo mismo que algunas de las empresas que desde antes del Covid están intentado sobrevivir. Lo que me lleva a unos puntos de reflexión que quiero compartir con vosotros:

1.- La expresión salvemos nos invita a todos a implicarnos en la recuperación de los sectores socioeconómicos de este país, y si me apuras del mundo. Pero, ¿cuál es la incidencia de mi compromiso en este salvemos?. Si lo que me pides es que sea solo un consumidor de productos y así salvar, temporalmente, lo que ya es una muerte anunciada de muchos trabajos, me pides poco. Ahora bien, si el salvemos, es una propuesta dirigida a los políticos pidiendo ayudas como observo, cambiemos la expresión por "salvadnos". Pues pedimos ayudas pero luego queremos ser nosotros los que victoreemos que hemos salido de esta. Me plantea algunas dudas, y las traslado.

2.- Lo segundo. Si necesitamos un cambio social y económico para resolver esta crisis, algo tiene que cambiar. No solo que adecúe los locales a la ley sanitaria, sino, el tiempo que hemos estado encerrados no nos hizo pensar en lo que veníamos haciendo?. 
Cambio de objetivos, ¿qué pretendo con mi negocio? 
Cambio de relaciones ¿cómo es el trato de los empleados? ¿y con los clientes?
Cambio de medios ¿soy honrado en la facturación y pagos?
Cambio en los beneficios ¿quien gana uno o todos?

3.- Porque la realidad de los trabajadores/as ha sido y es muy dura en este país. Yo no deseo que los puestos de trabajo sean como antes. Si se puede abrir la hostelería o cualquier otra empresa o negocio, por favor, que sea de forma honrada y justa. Todos hemos conocido y conocemos personas que han sufrido días de trabajo con contratos de horas, trato injusto y de desprecio para los colectivos migrantes, negocios que facturan en b o trabajadores sin contrato y seguridad social... 

Y los que pueden y desean que también le den una vuelta a las leyes laborales.

No busco más que pensemos por un momento

Yo no quiero volver a lo de antes, obviando evidentemente a los que lo hacen bien, por eso te pido una serena reflexión y que accedas al enlace que te facilito Iglesia por el trabajo decente y lo analices.

https://www.iglesiaporeltrabajodecente.org/2021/02/17/itd-senala-que-ahora-mas-que-nunca-es-el-momento-de-crear-empleo-digno-sostenible-e-inclusivo/

Hoy podemos decir Sálvame, sálvanos Señor, del egoísmo, del consumo desenfrenado, de la violencia interior, del pesimismo, de la actividad que provoca desigualdades, del enfrentamiento, 


gracias

Xabier Alonso




jueves, 18 de febrero de 2021

PON UNHA K7 NA TÚA VIDA

 


Ter unha karcher na man é unha sensación de poder, de dominar a suciedade con toda a súa forza. Resulta curioso que o nome dunha marca, neste caso a karcher, sexa co que conocemos a unha máqina que se chama hidrolimpiadoras. Pero ese é outro capítulo.

Propóñoche nesta coresma que iniciamos onte coller unha máquina hidrolimpadora de boa potencia a K7 e te poñas a facer unha boa limpeza. As características K7 son as seguintes:

1.- Kmiño que se inicia no recoñecemento da nosa propia realidade. Un camiño polo deserto que nos levará de novo á terra de onde temos saído. Voltar ao xardín onde é o lugar da vida.

2.- Kmbio que non é so por propia vontade, nin facer un lavado de cara, hai que ir á orixe do mal. Cambio que nace como chegada á fin do camiño, onde a porta da casa do Pai está aberta. O cambio, a conversión non remata ata que sentimos o abrazo da misericordia.

3.- Klidade pois queremos facer as cousas ben. Se a chamada á conversión ven de Deus, os medios no-los propón el, o destino e a vida pascual, as posibilidades son inmensas, que pode fallar? 

4.- Klidez.  A coresma non é fría, nin escura, nin tétrica, é un labor no que non estamos sós. Entra no cuarto do corazón, onde non estás so, escoita no escondido e sinte a calidez do amor

5.- Kriño dos que fan o camiño contigo. Non estamos a ver quen chega primeiro, nin que é mellor, nin quen adaba máis puntuación. A coresma non é unha competición entre rivais, é un camiño de cruz ao que somos todos chamados. E a cruz é o signo do maior amor.

6.- Ksa común. Cando o home é desterrado do xardín onde fora posto é porque o pecado violenta a convivencia co seu entorno, é unha ruptura con todo.A coresma, co xexún, fainos conscientes do agradecidos que debemos estar polos bens e a responsabilidade de que chegue a todos. A casa común é de todos, non so duns poucos, coresma é renunciar ao consudo desmesurado.

7.- Kridade. A esmola fainos solidarios no camiño dos pobres, porque é o noso. Xesús non dixo no evanxeo facédevos ricos, nin tede moitos bens, nin posuide sen que houbese un mañá. A esmola non é o resultado do que eu decido, senón, o acto de xustiza  polos que berran de sufrimento  ante o Pai.

Esta é a K7 para iniciar esta coresma. Pon unha karcher na túa vida.

Recoméndovos que vos unades ao grupo diocesano de wapp sobre a encíclica "Fratelli tutti" é un precioso medio de reflexión para inciar o día. Mandovos o enlace

Enlace co wapp da diocese sobre Fratelli tutti

Tamén a diocese acaba de por nas redes a través páxina web unha serie de recursos, entre eles, un espiritual do que vos envío o enlace. Un comentario diario do evanxeo. Moi interesante e propio da nosa Igrexa de Tui-Vigo.

Este é o enlace para o servizo de espiritualidade

https://open.spotify.com/show/53hodnGgGZmTPZNMxyYNID?si=TzIAor8_QuKFGJ6zExMFHQ&nd=1

para ampliar nos diversos temas podedes entrar na páxina de recursos

https://www.diocesetuivigo.org/recursos/


feliz día

Xabier Alonso








martes, 16 de febrero de 2021

MÁSCARAS E CARAS


Cando comezou a pandemia houbo a urxencia de facer as máscaras para a protección dos sanitarios. Milleiras delas saíron das pericias de voluntarios e voluntarias que deron o mellor de si. As iniciativas foron xurdindo por todas partes, calqueira que tivera unha máquina de coser puxo todo a este servizo e labor. A producción e venda a nivel mundial estaba moi ben estudada. A obrigatoriedade da poboación fíxose esperar e os prezos máis asequibles tamén. Diversos estamentos de goberno foron buscando o xeito de que agasallar cunha máscaras era a mellor propaganda de ser servizo público. Pront pasou a ser un produto máis que está na porta dos fogares e non esquecer que hai que saír con ela posta.

Xa se lanzaron ao mercado máscaras de deseño e de desexo, pois o consumo coneverte algo imposible para a maioría en imitable por todos. E que ao fin, ata nesta prenda sanitaria podemos marcar as diferencias. Xa teño visto que puxo mala cara ante unha persoa que traía a máscara un pouco sobada, sen saber que era a única que tiña desde hai moito, porque non da para máis o salario.

No medio destas xurdiu unha pregunta. Como se di en galego, macariña? E todos aceptamos que non, esa é unha castelización, o dicionario dinos máscara. E hoxe, martes de entroido coinciden 3 acepcións do mesmo termo que quero traer:

A máscara de entroido, a máscara sanitaria e a máscara facial embelecedora.

As tres teñen algo en común, que non son nosas, están postas enriba do noso rostros e ocultan a nosa verdade. A do entroido quere ou ben meter medo ou facer rir, a sanitaria vennos salvar dun posible contaxio ou defender a outros que poida contaxiar e a embelecedora sopórtase para que ao retirala poida ter una aspecto mellor. 

Pero as tres non poden ocultar unha verdade que nos delata: os ollos, a mirada, polos que somos vulnerables, recoñécennos. Por iso cando queren publicar unha foto dalguén a quen non se quer recoñecer non lle tapan a cara, senón que lle ocultan os ollos. 

Que máscara levamos hoxe? Detrás de que imaxe quero ocultar a verdade? Que imaxe quero proxectar cara aos demáis? 

Vede que somos moi dados a deixarnos levar, a confundirnos na masa, a non dar a cara. E ben distinto do ue nos ensina Xesús que nos convida a tomar opcións e decidirnos por el en libertade, que nos propón ser fermendo no medio da masa e a que o noso si sexa si e o noso non sexa non.

Poñamos a nosa mellor cara, de sorriso e ledicia, de amabilidade. Deamos a cara polos que máis o necesitan. Non sexamos caraduras e poñamos beleza natural.

Unha aperta neste entroido

Xabier


sábado, 13 de febrero de 2021

TÓCAME, POR FAVOR


 A punto de iniciar el tiempo cuaresmal seguimos recibiendo el regalo de la Buena Noticia de este domingo. Las semanas anteriores, y no olvidemos que aún estamos en le capítulo 1º de Marcos, Jesús nos ofrece:

La llamada a los primeros discípulos. Pedro, Andrés, Santiago y Juan en el ambiente cotidiano del trabajo. Ellos son los testigos privilegiados de estos inicios sorprendentes del Reino.

La liberación del mal del mal de un hombre en la sinagoga de Cafarnaúm. En el ambiente del culto, donde se escucha la Palabra revelada, Jesús pone en el centro al hombre víctima del mal para darle la auténtica libertad.

El domingo pasado contemplamos como entraba en le ambiente familiar. Llegaba hasta la habitación donde yacía postrada la suegra de Pedro. La toma de la mano y esta mujer se incorpora al dinamismo de la Gracia, es levantada para servir, a lo que somos todos llamados desde el bautismo.

Hoy, Jesús, se contamina de la enfermedad para sanar. Me explico.

El leproso no solo padece una enfermedad mortal, sino que tiene que soportar que nadie le socorrerá. Es expulsado. No existe una estructura social que sea capaz de compadecerse de un leproso dándole cobijo, auxilio, consuelo y salud. Lo único que puede esperar es la compasión de Dios. Que este hombre acuda a Jesús ya es un reconocimiento, no solo de quien tiene un corazón compasivo, sino, el Hijo de Dios que podrá sanarle y reincorporarlo a la sociedad. Pero el gesto de tocar a este enfermo es para Jesús el haber tenido contacto con un leproso, y esto supone, tener que abandonar todo contacto civil, por esto sale de las poblaciones. 

Veamos ahora el texto desde la dos perspectivas.

Desde el leproso. Yo necesito ser sanado de mis enfermedades, de mi pecado, de mi mal. Y además, reconozcamos, el mal es muy contagioso, creo que es el peor "virus" que podemos tener. El pecado nos excluye de la relación con nosotros mismo, con los demás, con la creación y con el Padre Bueno. Desde esa condición solo Dios me puede salvar, solo El puede limpiar mi vida.

Desde Jesús. No es excluyente. Acoge el lamento, el dolor, interior y exterior. Sabe de que barro estamos hechos, y el se embarra, se hace frágil, se hace nada (se anonada) para hacernos, por su Pascua, auténticos hijos e hijas.

Tócame por favor, Señor, abraza mi ser, hazme tuyo y en ti.
Limpia mi ser y mi vida en tu amor.
Y concédenos no tener miedo a tocar las heridas supurantes de los hombres y mujeres.
Danos un corazón abierto y sincero, sin acepciones ni exclusivismos, sin miramientos.
Que no expulsemos a nadie de nuestra vida y no tengamos miedo a que nos expulsen por hacer el bien.

Feliz domingo
Xabier Alonso

Lectura del santo evangelio según san Marcos (1,40-45):

En aquel tiempo, se acercó a Jesús un leproso, suplicándole de rodillas: «Si quieres, puedes limpiarme.»

Sintiendo lástima, extendió la mano y lo tocó, diciendo: «Quiero: queda limpio.»

La lepra se le quitó inmediatamente, y quedó limpio.

Él lo despidió, encargándole severamente: «No se lo digas a nadie; pero, para que conste, ve a presentarte al sacerdote y ofrece por tu purificación lo que mandó Moisés.»

Pero, cuando se fue, empezó a divulgar el hecho con grandes ponderaciones, de modo que Jesús ya no podía entrar abiertamente en ningún pueblo, se quedaba fuera, en descampado; y aun así acudían a él de todas partes

jueves, 11 de febrero de 2021

ENVIAD LOS NOMBRES DE LOS ENFERMOS Y NOS UNIMOS EN ORACIÓN


 Hoy se celebra la Jornada Mundial del Enfermo en el marco de la festividad de Nuestra Señora de Lourdes. Otro día tendremos oportunidad de hablar de  los vínculos de este santuario da Franqueira y el de Lourdes

Os propongo unirnos a las iniciativas de la Delegación de la Pastoral de la Salud y desde hoy hasta el domingo por la tarde añadir una desde este santuario

Lo primero es la retransmisión de la celebración de la Eucaristía que presidirá el Obispo d Luis desde el Hospital Alvaro Cunqueiro.

Os envío el enlace de conexión por youtube

MISA DESDE EL HOSPITAL ALVARO CUNQUEIRO A LAS 11 h

también se enviará el rezo del rosario, en cuento lo tenga os lo hago llegar

DESDE EL SANTUARIO

1.- Enviad el nombre de los enfermos por los que rezamos. al awpp 609472591 o al correo info@afranqueira.org Los pondremos a lo largo de estos días en el altar hasta el domingo por la tarde que tendremos la Misa vespertina a las 5 y la bendición de los enfermos.

2.- Y una propuesta. Si alguien desea participar en un grupo de visitadores de enfermos y pastoral de la salud me lo comunicáis por wapp 609472591 o por el crreo info@afranqueira.org

Durante este tiempo de semiconfinamiento iremos recibiendo la formación para comenzar la acción en fechas posteriores.

Para cualquier duda no tenéis más que llamarme

Xabier Alonso


sábado, 6 de febrero de 2021

PRESENTACION DE LOS NIÑOS Y NIÑAS A LA VIRGEN DE A FRANQUEIRA

 


Como sabéis muchos de vosotros este domingo tendría lugar la celebración de la presentación de los niños y niñas a la Virgen. No será posible de forma presencial. Pero nada nos impide que en nuestros hogares, un año más, presentemos y consagremos a vuestros hijos a la Madre del cielo. Os envío la oración que cada año realizamos en el santuario.

Este año tiene un carácter muy especial, por eso, buscad un espacio de vuestra casa para que sea el altar de la Virgen. Poned en é una imagen, una vela encendida y una flor. Los más pequeños nos están enseñando en esta pandemia lo que es vivir un estilo nuevo. En el cole soportan el frío, juegan en pequeños grupos, usan la mascarilla, asumen las situaciones con sencillez. Son maestros de lo que los adultos a veces no somos capaces de dominar. Son geniales.

Por favor, os pido, que me enviéis el nombre de los niños y niñas para que en la celebración de este domingo los presente a la Virgen. Podéis enviarlos a info@afranqueira.org o al wapp 609472591

un abrazo

Xabier Alonso

PRESENTACION DE LOS NIÑOS

A LA VIRGEN DE LA FRANQUEIRA

Estas invocaciones se rezan ante el altar. Los padres con sus niños están ante la imagen de la Virgen y el sacerdote les invita a orar.

 

 

Sacerdote: Virgen y madre nuestra, aquí tienes a estos niños y niñas, sus padres y madres, sus abuelos y familia los traen para que les cuides y protejas

 

Padres 1: Virgen de la Franqueira, hoy estamos muy felices de venir a este santuario, tu casa, aquí nos sentimos protegidos y sabemos que nos escuchas. Tú sabes bien que te llevamos en nuestro corazón.

 

Sacerdote: Virgen, siempre atenta a la Palabra de Dios. Tú dispusiste tu vida a la escucha y por la fuerza del Espíritu, la palabra se hizo carne en tus entrañas.

 

Padres 2: Abre nuestros oídos, los del cuerpo y el corazón, para que en la escucha de la Palabra de Dios les entreguemos a nuestros hijos la Palabra de vida. Que aprendamos cada día a rezar, a dar gracias y a pedir con confianza.

 

Sacerdote: Virgen María, mujer de fe, que confiaste plenamente en el proyecto de Dios y asumiste el riesgo de creer.

 

Padres1: A pesar de nuestras dudas, de nuestras búsquedas, de nuestros miedos; abre nuestros corazones a la Verdad y a la confianza, y así les mostremos a nuestros hijos a descubrir que Dios nos ama.

 

Sacerdote: Virgen, pobre y humilde; que en la sencillez encontraste la riqueza en Dios, tú que te enfrentaste con valentía y serenidad a las dificultades.

 

Padres 2: No permitas que caigamos en la tristeza o en el desánimo. Ayúdanos a mantenernos siempre unidos para superar los problemas. Enséñanos a educar a nuestros hijos en la sencillez, la honradez, la generosidad, la austeridad y la entrega en el trabajo. Sabemos que nuestros hogares son iglesias domésticas donde el amor y la unidad son muestra de la presencia de Dios.

 

Sacerdote: Virgen de corazón grande. Tú contemplabas, meditabas, guardabas en tu corazón cada instante de la vida de tu Hijo.

 

Padres1: Sabes que estamos alegres de ver crecer a nuestros hijos. Que les ayudemos a madurar como auténticas personas e hijos de Dios. Que sepamos transmitirles los valores cristianos: la paz, el perdón, la paciencia, el altruismo, la limpieza de corazón, la verdad, la justicia, la belleza, y sobre todo el amor.

 

Sacerdote: Virgen Santa de la Franqueira, fuente de todas las gracias, aquí tienes a estos niños y niñas que son tus hijos.

 

Padres 2: Sí, Madre, los ponemos a tu cuidado y por eso te rezamos y cantamos. Con nuestra oración y nuestra confianza en Ti, Virgen de la Franqueira, elaboramos una corona de amor con las joyas de la alegría, la bondad, la esperanza y el amor. Que con tu ayuda podamos hacer presente en este mundo el Reino que el Hijo de Dios, Jesús, comenzó naciendo de Ti para nuestra salvación.

 


LA TOMÓ DE LA MANO


Una jornada sin descanso. Cada momento es importante. Cada instante es una oportunidad. Desde el amanecer hasta la noche, y en ésta la oración. Podemos decirle a Jesús "no  paras". Y es que él está siempre trabajando, y su labor s hacer la voluntad del Padre. Está dedicado con alma, vida y corazón llevando a cada persona la vida, la libertad, liberar a los que están esclavizados por el mal el ser hijos e hijas amados.

Y entra en casa de Pedro. No se queda en la puerta. No espera a tener licencia. Llega al lecho del dolor. La suegra está en cama con fiebre. No es una visita al uso, un acercarse de compromiso. A veces sucede, el que está en cama se le saluda, pero vamos a otra cosa, a hablar de nuestras cosas. Jesús es distinto. Ahora es una mujer, la primera en ser curada. Pero fíjate. La toma de la mano. El secreto de la conversación queda entre Jesús y esta mujer. Pero ella se levanta. Le pasa la fiebre. El motivo de su dolencia, la razón de estar en cama, cesa. Pasa de ser servida en su limitación a ser servidora. Es el dinamismo del discipulado. Jesús sana el motivo y razón de nuestra parálisis para hacernos discípulos misioneros, servidores.

Tomar de la mano. Y toma de la mano para acariciar. Le coge de la mano para sentir el dolor. Siente su mano y aprieta. Como el enamorado y la enamorada, que entrecruzan los dedos y el calor de la palma es signo del amor. Coger de la mano y cada huella, cada callo y cicatriz es relato de un sacrificio, de un esfuerzo, de una historia. La mano débil que al calor del amor de fortalece, se agarra, se adueña del futuro. Nada está perdido. Ahora nace de nuevo pues es rescatada, erguida. El lecho de muerte, el sepulcro se hace vida. Resucita a una nueva oportunidad. La muerte está vencida. La vida abre caminos.

Curó, liberó. Abrió, abrió caminos. Y ahora sueña en la noche, en el silencio de la oración. Y se dice: no quiero éxitos, no quiero más que tu gloria Padre, no busco más que el bien. Lo que llevo en mí no es mío, es posesión de todos, es regalo para todos. 

Y el todos te buscan se hace llamada. Vayamos a otros pueblos y aldeas. Jesús no hace despachos, ni abre un establecimiento de atención. El lugar de encuentro son los caminos por los que transita y peregrina el hombre. 

¿Cuáles son los caminos de hoy? Muchos y muy diversos. Y por ellos anda Jesús, buscando corazones sedientos de amor, gentes solitarias que desean y necesitan una palabra de paz.


Lectura del santo evangelio según san Marcos (1,29-39):

En aquel tiempo, al salir Jesús y sus discípulos de la sinagoga, fue con Santiago y Juan a casa de Simón y Andrés. La suegra de Simón estaba en cama con fiebre, y se lo dijeron. Jesús se acercó, la cogió de la mano y la levantó. Se le pasó la fiebre y se puso a servirles. Al anochecer, cuando se puso el sol, le llevaron todos los enfermos y endemoniados. La población entera se agolpaba a la puerta. Curó a muchos enfermos de diversos males y expulsó muchos demonios; y como los demonios lo conocían, no les permitía hablar. Se levantó de madrugada, se marchó al descampado y allí se puso a orar.

Simón y sus compañeros fueron y, al encontrarlo, le dijeron: «Todo el mundo te busca.»

Él les respondió: «Vámonos a otra parte, a las aldeas cercanas, para predicar también allí; que para eso he salido.»

Así recorrió toda Galilea, predicando en las sinagogas y expulsando los demonios.




 

sábado, 30 de enero de 2021

NO ENDUREZCAMOS EL CORAZÓN

 


Ojalá escuchéis hoy su voz, no endurezcáis el corazón.

Con esta frase del salmo 94 que cantamos este domingo se resume la relación dialogal del encuentro de Dios con nosotros. El empeño del Buen Dios es abrir caminos de vida, libertad, justicia, esperanza y amor. Pero esta palabra, que se abre al futuro, se tropieza con el corazón del hombre que se niega a abrirse a la intemperie. Nos cuesta aceptar la incertidumbre pues buscamos seguridades. Nos cerramos a lo imposible pues lo queremos agarrar todo. Nos cegamos con nuestros proyectos imaginándonos que son los mejores. Y el empeño de Dios es una palabra abierta al encuentro hasta con lo negativo de la realidad. 

Jesús, profeta de lo inimaginable, hace postrar ante si a los que estaban llenos del mal. La imagen que usa el evangelista es la postración de los espíritus impuros, lo que degrada el proyecto de Dios en el hombre abre sus ojos para ponerse delante del que es la nueva humanidad. Lo curioso es que la escena sucede en el lugar de la escucha de la Palabra. En la sinagoga entra el hombre poseído de lo inmundo. Jesús, con su presencia , hace posible la inclusión. En otras circunstancias ese hombre estaría excluido de poder entrar en la sinagoga. Pero, Jesús, que trae la salud, la salvación coloca al que se retuerce por el daño del mal en su vida, en el centro.

Que llamada profética para nosotros. Una invitación a abrir espacios para que el hombre poseído, sometido, subyugado al mal, ocupe el centro de nuestra comunidad para comunicarle la Palabra de vida.

No endurezcamos el corazón

Feliz domingo


Lectura del santo evangelio según san Marcos (1,21-28):

En aquel tiempo, Jesús y sus discípulos entraron en Cafarnaún, y cuando el sábado siguiente fue a la sinagoga a enseñar, se quedaron asombrados de su doctrina, porque no enseñaba como los escribas, sino con autoridad.

Estaba precisamente en la sinagoga un hombre que tenía un espíritu inmundo, y se puso a gritar: «¿Qué quieres de nosotros, Jesús Nazareno? ¿Has venido a acabar con nosotros? Sé quién eres: el Santo de Dios.»

Jesús lo increpó: «Cállate y sal de él.»

El espíritu inmundo lo retorció y, dando un grito muy fuerte, salió. Todos se preguntaron estupefactos: «¿Qué es esto? Este enseñar con autoridad es nuevo. Hasta a los espíritus inmundos les manda y le obedecen.»

Su fama se extendió en seguida por todas partes, alcanzando la comarca entera de Galilea.



domingo, 24 de enero de 2021

CAMBIO

 


Este domingo vimos contemplar a primeira aparición en público de Xesús como no-lo relata o evanxelista Marcos. Breve, conciso e indo ao nuclear. "O tempo está cumprido, e chega o Reino de Deus; convertédevos, e crede na Boa Nova". Xa non podemos esperar máis, agora a palabra profética faise chamada, berro de conversión. Xa nada pode ser igual. Pero esa conversión depende de cada un deixándose empurrar polo Espírito, como o viña de facer Xesús. Teremos oporunidade de velo na coresma. 

Estes día, vendonos medios o cambio de presidencia na USA parece que por un instante, igual que hai uns anos, a fartura de situacións límite rematan repentinamente cun novo persoeiro que conduza as rendas. Ben sabedes que a condición humana non é perfecta, pero, o cambio e a conversión veñen por que cambie so o dirixente? Ben é certo que é o sentir dun pobo e a decisión nas eleccións, pero, o pensamento colectivo inflúe tanto na conversión da persoa?

Vou por outro exemplo. Hai uns anos os cardenais da Igrexa Católica nos sorprenderon ao escoller como bispod e Roma ao primeiro americano, arxentino, e xesuita. Ninguén sabía nada del. Pero desde aquel balcón deu mostras de que algo nos ía sorprender. E así foi. Pero, este xeito de actuar, falar, escribir estanos levando a que acollamos unha invitación como a que fixo desde o principio? Díxonos, convida a todos a que renovemos o noso seguimento a Cristo. Está sempre a falar de conversión. 

De qué serve que teñamos un papa estrela, en bo sentido, se os bautizados non nos deixamos empurrar polo Espírito?. A conversión, da que nos fala tantas veces Francisco non son decretos que poida asinar anulando cousas anteriores, como fixo Biden. A conversión non é unha política medida de comunicación e imaxe como a que fan tantos dirixentes. A conversión non é un convencemento que naza dun discurso cansino e incomprensible. 

A conversión espiritual, eclesial, pastoral, ecolóxica, económica, política social nace do corazón. Ternos atopado con Cristo que segue a pasar pola beira das nosas vidas a dicirnos, como o fixera Xonás en Nínive "se non vos convertedes pereceredes". E é así. Se non cambiamos o corazón deixándonos alumear polo autentico amor e dando un viraxe ás nosas vidas estamos atrapados nun sin sentido de fracaso colectivo, de individualismo egoísta, dun consumismo autosatisfactorio, dun futuro infecundo. O colectivismos non significa comunidade, a información non significa comunicación, os sentimentalismos non significan afectos, os programas non significan futuro, os plans non significan compromiso, os entretenementos non significan felicidade.

No noso entorno vemos como desborda a conversión social, a industrial, o rural e o urbano, como se todo estivera caduco, avellentado, pero non estamos ás veces máis que a por remendos en vestidos apolillados, aumentando estructuras ou adormecendo con placebos. Para unha auténtica conversión necesitamos adentrarnos no deserto do corazón.

Xesús volve chamar, e o fai con ese imperativo "Vinde".

Hoxe respondemos ao reto de dicir si.

Feliz domingo

Xabier Alonso


Lectura del santo evangelio según san Marcos (1,14-20):

Cuando arrestaron a Juan, Jesús se marchó a Galilea a proclamar el Evangelio de Dios.

Decía: «Se ha cumplido el plazo, está cerca el reino de Dios: convertíos y creed en el Evangelio

Pasando junto al lago de Galilea, vio a Simón y a su hermano Andrés, que eran pescadores y estaban echando el copo en el lago.

Jesús les dijo: «Venid conmigo y os haré pescadores de hombres.»

Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron. Un poco más adelante vio a Santiago, hijo de Zebedeo, y a su hermano Juan, que estaban en la barca repasando las redes. Los llamó, dejaron a su padre Zebedeo en la barca con los jornaleros y se marcharon con él.

Palabra del Señor


miércoles, 20 de enero de 2021

UN SOLDADO, UNHA MOZA CASADEIRA E UN PEREGRINO

 


Neste día de San Sebastián imos ter que ocnternos de non poder celebrar como era costume os Cercos que desde antigo traen a actualidade rituais antergos de bendición e acción de grazas, de petición e loanza. Como ben sabedes moitos de vós, os Cercos, de A Franqueira, Prado da Canda, e tamén o que se celebra en Paraños, consisten en cercar o término terrotorial da parroquia quedando dentro dese círculo as vivendas, animais e campos de cultivo. As imaxes que procesionan, San Sebastián, Santa Bárbara e San Roque, execpto na Franqueira que o fai a Virxe do Rosario no lugar deste último, repiten a cerimonia que se realizou en Roma cando, asediados pola peste, procesionaron as reliquias de San Sebastián arredor da cidade e pedida a intercesión do Santo mártir saírn adiante de tan negasta circunstancia.

Este ano, ante a imposibilidade de convocar aos fieis a esta procesión, quero compartir convosco unha sixela reflexión. 

Non facemos un ritual nin máxico nin supersticioso, que o pense así está ben equivocado. Nin sequera repetimos un rito baleiro e antergo rescatado na nite dos tempos e sen valor, que o crea así quédase no elemento externo. Nin tampouco o feito sentimental de lembrar que repetimos o que noutros anos realizaron os que xa non están e debémoslle respecto. Pois creo que non é suficiente.

Poñamos o centro en quen nos convoca: O Pai, creador do ceo e terra, do visible e do que non se ve. Xesús Cristo, o Fillo, que naceu na miseria, pasou polo mundo facendo o ben, sandando aos feridos polo mal, morreu na cruz por salvarnos e resuctado abriu o caiño da eternidade e ponnos a carón do corazón misericordioso. O Espirito Santo, Señor e dador de Vida, que nos alenta na historia, que derrama en nós o amor. Pois reúnenos o Deus, un e trino, o Pai-Fillo- Espírito. 

En Deus , percorreron o seu camiño de vida e fe, este tres mozos que sacamos a camiñar connosco polas nosas corredoiras e vieiros, polos campos e quinteiros, polos montes e eidos. Permitídeme, brevemente se podo, sacar destes santos, Sebastián e Roque, e desta santa Bárbara, unha ensinanza para o tempo de hoxe.

Un soldado, Sebastián, membro da garda imperial, xove e forte, cumridor non so das normas e principios militares, senón que , como cristián defensor dos dereitos non escritos no dereito romano pero que lle inspira chegar ao sacrificio morrendo en mans dos seu propio pobo. Ser cristián era unha ameaza para un imperio, non porque quixeran os membros desta fe arreatar o poder ao emperador, senón porque cuestionaba ese poder como divino se non servía aos sus cidadáns como fillos de Deus. Adorar ao deuses romanos e realizar sacrificios, honrar ao poder suprimindo a conciencia, é por unha vez máis ao home por enriba de Deus, e nós, creaturas, feitura de barro e debildade, somo amados por quen se fixo un coma nós e morrei por nós. Así aprendemos que a nosa obediencia ás leis e normas buscan o ben común e a saúde dos máis febles, a protección dos débiles e o amparo dos fráxiles. O martirio non é so o sacrificio de vida de forma cruel, tamén é gozoso derramar ata o último respiro polo ben dunha sociedade que segue a adorar deuses escravizantes. Ben posible que Sebastián lembrase as ensinanzas de Paulo na carta aos Efesios, para a loita contra os inimigos que asedian o corazón e intentan derrotar  ben Estade, logo, en pé: "cinguídevos co cinto da verdade, revestidos coa coiraza da xustiza e calzados os pés co afervoamento do Evanxeo da paz. Tede sempre no brazo o escudo da fe, que con el poderedes apagar todos os dardos incendiarios do maligno. Collede o casco da salvación e a espada do Espírito, que é a palabra de Deus, con toda clase de oracións e de súplicas, orando decote no Espírito e velando por iso con asiduidade e súplicas por todos os cristiáns, e tamén por min, a fin de que se me dea a palabra en abrindo a miña boca, para anunciar abertamente o misterio do Evanxeo do que son pregoeiro, mesmo na cadea; que teña valor para anuncialo abertamente, como debo.

Polo que a ensinanza de Sabastián é a da loita, e esta que estamos a librar esixe moitos sacrificios.

Unha moza casadeira, Bárbara. Rodeada de lendas parece a súa vida unha fábula medieval, incluído que remata non so na morte tráxica da man do seu pai, senón na victoria definitiva do amor dunha xoven polo seu Amado a quen lle da todo, que é Cristo, o esposo fiel. Ensínanos Bárbara, que ao non ser aceptada polo seu pai a opción de fe que ela tomara querendo ser cristián, non so lle fixo escoller un camiño para a súa parntela errado, senón que cumpriu o dito no evanxeo, "quen non abandona o seu pai, a asúa nai, non é digno de min". As represalias non foron poucas, comezando por ser confinada nunha torre. Alí, soa e en silencio, esta xoven reafirma a súa fe. Quedémonos con isto, que penso que nós hoxe podemos a Bárbara pedir, que nos axude a gustar o silencio de quedar na casa. O inimigo que derrota a nosa esperanza; e isto é a morte da nosa vida espiritual; está fora. Non quere que saiamos, a non ser que abandonemos e nos entreguemos deixando que nos poida matar ou que poidamos matar a outros por simples imprudencias e o gusto de pasar unhas risas que se poden convrter en lamentos.

Polo que o ensino de Bárbara é sabermos estar confinados no silencio dunha torre, a nosa casa, que nos defende contra o mal e nos axuda a gardar no silencio do corazón.

Un peregrino, Roque. Quedando orfo de mozo, vende todo, dalle o diñeiro aos pobres e segue a Xesús peregrino a Roma e diversos santuarios. Roque é a versión positiva d xoven rico de evanxeo. Roque responde si, e o fai, peregrinando ao carón dos apestados (tempos duros da peste). Ponse ao servizo dos que morren sos, desamparados e abandoados. Ata que el mesmo queda infectado. Retírase para non ser foco de contaxio, e no silencio, podemos dicir da UCI, bebendo a auga dun pozo e comendo codelos de pan, recupera a saúde e a súa fortaleza para a caridade. Foi tamén desprezado, pois o que anda con apestados como eles é tratado. Morreu con 32 anos peregrinando polos vieiros da caridade.

O ensino de Roque é o de pornos ao servizo dos enfermos, de ser peregrinos ao encontro de Cristo no leito da debilidade. 

Sebastián, Bárbara e Roque, tres xoves santos aos que encomendamos este tempo duro e complexo, pero que so lles pedimos que nos axuden a manter a fe, a esperanza e a caridade que proveñen do corazón do Señor.

Xabier Alonso









sábado, 16 de enero de 2021

CÁRITAS INTERPARROQUIAL. BALANCE DO ANO

 


Rematou o 2020. É tempo de facer balance. Non so das contas de xestión da nosa Cáritas interparroquial, senón tamén por en perspectiva de futuro a nosa acción.

Primeiro, antes de nada, quero manifestar o agradecemento aos voluntarios e voluntarias. Nestes meses tan complexos, aínda que se paralizaron moitas das accións, estiveron ben atentos ás necesidades. Estamos a punto de dar un xiro na reflexión e la acción. Graciñas as que levan tempo na brecha, a aos que se está a incorporar e os que no futuro poidan formar esta comunidade de caridade.

Grazas ás parroquias de Franqueira, Prado e Lamosa pola entrega.

Dar as grazas aos donantes. Moi xenerosos e entregados. Sen eles non será tampouco posible. Aos que mercades o mel, aos que visitades o noso mercadiño ou os que deixades a vosa doazón.

Aos que traedes roupa e calzado, ou outros enseres para o proxecto textil. Xa temos un contenedor no adro do santuario. Queremos apuntar que é convinte traer a roupa en bolsas pequenas. A roupa ou enseres que están sen estrear sería bo entrahlos aparte. Graciñas.

Grazas a todos isto fomos quen de dar un respiro nestes tempos tan difíciles a 29 familias, composta por 80 persoas, que son 49 adultos e 31 menores.

O noso futuro está cheíño de esperanza, de novos camiños e de ganas de levar adiante o labor.

Aquí tedes as contas. Graciñas

CONTAS CARITAS INTERPARROQUAL DE NOSA SEÑORA DA FRANQUEIRA

INGRESOS

Colecta 1º domingo de mes: 1.209,45 €

Socios    400€

Mercadillo    360 €

Venta mel    635 €

Donativos 5.110 €

Peto de San Antonio    448,82 €


Comunicación de bens

25% da colecta 

1º domingo para a cáritas diocesana 302,36 €

Colecta de Corpus 215 €


Total de ingresos 8.378,27 €

Restar comunicación de bens 517,36 €

INGRESOS: 7.860,91€


GASTOS

Compra de alimentos: 2.958,84 €

Axudas económicas familias 1.054 €

Compra estufa local    104 €

Compra mel     432,50 €

Actividade interparoquial   350 €


GASTOS 4.899,34 €


REMANENTE 2.961,57 €



A ISTO HAI QUE SUMAR

OS CENTOS DE KILOS DE ROUPA, CALZADO, XOGUETES DOADA PARA O PROXECTO TEXTIL

DURANTE O CONFINAMENTO VALES EN CONXELADOS DE HIPERXEL, 

1000 KILOS DOADOS EN FARIÑA E PAN RAIADO

UN PALET DE ZUMOS 

XESTIÓN DE ENTREGA DE MOBLES PARA AS FAMILIAS

AS DOAZÓNS DECENTOS DE KILOS DE COMIDA, LEITE E OUTROS PRODUTOS ENTREGADOS NAS IGREXAS


Fogares atendidos: 29

Persoas 80: 49 adultos e 31 menores

As atención, escoita, entrega alimentos e outras emerxencias: máis de 320


MOTAS GRAZAS


domingo, 10 de enero de 2021

AGUA + LUZ+ ALIENTO: VIDA


El agua es derramada, lo empapa todo, lo toca todo. Agua que se cuela por las rendijas del ser. Agua viva, que revitaliza, refresca, restituye. El agua del Jordán se convierte en símbolo de limpieza, de nueva vida.

Luz. Los cielos se abren. La luz rompe las tinieblas del mundo.

Y desciende el Espíritu, aleteando. Viento de amor. Aliento de vida. Con suavidad.

Agua+ luz+ aliento: vida. Es una fórmula infalible. En el centro el Hijo del Hombre, el de María, esposa del carpintero, el de Nazaret. Ahora es momento en que se revela quien es. El centro de todo y de todos.

En Jesús renacemos a una Vida Nueva. Nacemos al amor, a la justicia, la paz.


Lectura del santo evangelio según san Marcos (1,7-11):

En aquel tiempo, proclamaba Juan: «Detrás de mí viene el que puede más que yo, y yo no merezco agacharme para desatarle las sandalias. Yo os he bautizado con agua, pero él os bautizará con Espíritu Santo.»

Por entonces llegó Jesús desde Nazaret de Galilea a que Juan lo bautizara en el Jordán. Apenas salió del agua, vio rasgarse el cielo y al Espíritu bajar hacia él como una paloma.

Se oyó una voz del cielo: «Tú eres mi Hijo amado, mi predilecto.»


Palabra del Señor

martes, 5 de enero de 2021

LOS TRES REYES MAGOS con un poema de Gloria Fuertes

 
Este es día de magos, reyes e ilusiones. Día de fiesta de los pequeños, los magos de nuestros hogares. Son ellos los que nos enseñas a como afrontar las dificultades. Tendrán rabietas o les haremos chantajes "si no te portas bien los reyes no te traerán lo que pides". Y ellos obedientes, callan, esperan y trasnochan. Esta noche duermen con un ojo abierto y otro cerrado. Y seguro, segurísimo, que verán capas doradas, camellos y otras bellezas orientales. Oirán ruidos extraños, que curiosamente, no les darán miedo, porque los que llegan, aunque sea en medio de la noche, siendo de lejos, no son extraños. Si tuvieran que abrazarlos, lo harían, si hacerles un sitio en casa espacio bien que cabrían, aunque un camello en la habitación no se si sitio tendría. 

Hoy es día de fiesta, ilusión de niños y mayores,  todos a Belén vamos a llevarle nuestros cofres. Con oro, incienso y mirra. Porque en el Niño también nosotros somos de la realeza del Divino, miembros del Reino que inaugura en el palacio de un establo, en el trono de un pesebre. Incienso que embellece la oración de cada día, la que sube hasta el cielo, la que en el Niño Sacerdote Eterno, por todos ya ejercía. Mirra de humanidad, la que el Niño nos enseña, a amar en cada hombre y mujer que por este mundo camina. Oro, incienso y mirra, pero abre el cofre de tu corazón y bien seguro que tendrías un regalo secreto para esta criaturilla. Ese que no quieres, lo que no te gustaría, ese que tanto detestas, es en el que Dios yacía. Es el pesebre de tu alma, en ese rincón perdido, ahí encuentras al Niño, con José y María. 

Hoy quiero dedicaros, a los niños y niñas, el canto de la poeta que con versos decía lo que en el corazón de los pequeños la belleza latía. Son de Gloria Fuertes la siempre niña, y con ella os dedico, el amor del alma mía.

Xabier Alonso

Te dejo el enlace por si quieres escuchar el cuento en la voz de Gloria Fuertes

https://www.youtube.com/watch?v=30PYsHB8RlU

EL CAMELLO COJITO

(AUTO DE LOS REYES MAGOS)

«Le quiero —repitió el Niño.»

El camello se pinchó

con un cardo en el camino

y el mecánico Melchor

le dio vino.


Baltasar fue a… repostar

más allá del quinto pino…

e intranquilo el gran Melchor

consultaba su «Longinos».


—¡No llegamos,

no llegamos,

y el Santo Parto ha venido!


(Son las doce y tres minutos

y tres reyes se han perdido.)


El camello cojeando

más medio muerto que vivo

va espeluchando su felpa

entre los troncos de olivos.


Acercándose a Gaspar,

Melchor le dijo al oído:

—Vaya birria de camello

que en Oriente te han vendido.


A la entrada de Belén

al camello le dio hipo.

¡Ay qué tristeza tan grande

en su belfo y en su tipo!


Se iba cayendo la mirra

a lo largo del camino,

Baltasar lleva los cofres,

Melchor empujaba al bicho.


Y a las tantas ya del alba

—ya cantaban pajarillos—

los tres reyes se quedaron

boquiabiertos e indecisos,

oyendo hablar como a un Hombre

a un Niño recién nacido.


—No quiero oro ni incienso

ni esos tesoros tan fríos,

quiero al camello, le quiero.

Le quiero —repitió el Niño.


A pie vuelven los tres reyes

cabizbajos y afligidos.

Mientras el camello echado

le hace cosquillas al Niño.


Gloria Fuertes

domingo, 3 de enero de 2021

FEITÍO DA VERBA (A Palabra fíxose carne)

 


FEITÍO DA VERBA

E a Palabra fíxose carne, e tomou corpo no tempo, na historia, nun lugar, nunha carne, na nosa. A nosa vida fíxose máis vida e a Vida tomou,non prestado, senón da súa feitura a quen lle dera vida. A palabra, a Verba, non é berro alleo, discurso baleiro, obriga impositiva. A Verba é sabedoría, que actuante e actual que realiza coa súa voz pregaria de creación. Pois no comezo, cando non había feitura resoou a palabra e dixo “fágase” e foi feito, fíxose. Desde o universo inabarcable á pinga da choiva, desde o ceo infindo ata a profundidade. Todo o que rebule e está quedo. Pero rematado o feito xa falou a si mesmo e dixo para si “fagamos”, pois agora é imaxe e semellanza. É darlle existencia a quen participa do facedor. Xa non é singular senón feitura de pleno amor.

E nunha mañanciña ao alborexar do día houbo unha conversa do corazón. Fagamos ao Fillo, infindo do amor, feitura fráxil, pequena e débil nun cativo pequerrecho. Fagamos, dixo Deus, e María dixo si. E desde entón Deus está no medio de nós e nós somos Nel. É o si da nova creación, humanidade de barro que abraza o oleiro con cariño de facedor.

E hoxe, neste Nadal, unha vez máis Deus achégase e diche, fagamos. Deixa facer a Verba eterna en ti para ser feito de verba humana en Deus.

A verba é comunicación, encontro, diálogo (dia-logos). Hoxe o Señor di falamos.

A verba é identidade, ser un e nós, e nós en un. O Señor di sermos.

A verba é luz, se hai luz non hai tebras. O Señor di luzamos.

A Verba, Cristo Xesús, pola acción do Amor pleno, Espírito, faise Verba encarnada e convértese en caricia, tenrura, misericordia e perdón, faise servizo, entrega e doazón.

Dános María ser recinto de vida da Verba que se fai feitío en nós.


sábado, 2 de enero de 2021

CARTA AOS ROMEIROS E PEREGRINOS DA FRANQUEIRA


CARTA ABERTA 
AOS ROMEIROS E PEREGRINOS

Santuario da Nosa Señora da Franqueira

Benqueridos irmáns e irmás

No inicio deste ano 2021quero dirixirvos unhas letras de agradecemento, ánimo e confianza. Finaliza un tempo nada doado de asimilar e cheo de dificultades que se foron sucedendo nos meses e que configuraron un relato que para nós era inimaxinable. Quedarán para sempre na nosa memoria e no corazón semanas que se foron convertendo en meses de incertezas, dando paso aos medos interiores, así como a necesidade de compaxinar a obrigación de estarmos pechados nos fogares coa intuición interior e a necesidade de sairmos ao encontro dos demais. Apoiámonos mutuamente puxemos como valedor da nosa debilidade a fe cunha confianza infinda no amor entrañable de quen nos acompaña na peregrinación da vida: o Señor.

Vivimos unha coresma única. Unha camiñada polo deserto do corazón, sentindo o desalento e o silencio, ansiando a liberdade que da o perdón e adentarnos na Pascua para nacer de novo. Non foi doado, pero paseniñamente, deixamos que a Palabra nos dera a guía e o senso do noso andar.

Non o pensabamos, pero foi así, as Celebracións da Semana Santo foron un fondo silencio que se uniu en pregaria universal. Cantos de nós tivemos un no na gorxa ao pregar xunto ao Papa Francisco na praza de San Pedro. As redes sociais foron o medio de encontro e reflexión, as celebracións televisadas nos centraron no esencial, o teléfono axudou a escoitar a voz dos nosos

O santuario da Nosa Señora da Franqueira converteuse na ollada esperanzadora de moitas persoas. Desde os seus fogares seguiron conectados e foron moitos os que enviaron as súas pregarias. Unha vela acesa no altar é símbolo da oración polos enfermos e vítimas desta pandemia. En cada Eucaristía seguen a estar presentes.


Pascuillas

Foron pasando as semanas do tempo pascual e cada día supuña unha esperanza a apertura. Nos primeiros días de maio a incerteza estaba connosco. O calendario ía achegándonos á Romaría das Pascuillas. E finalmente tivemos que dar a nova de ter que celebrar desde os fogares e as parroquias esta festividade. As medidas foron estritas e a resposta foi a adecuada. A través da internet fixemos a conexión en directo e deixou en evidencia as dificultades para lograr un bo resultado. Os profesionais que viñeron cos aparellos necesitaron unha reserva no satélite para poder facer chegar unha Misa aos fogares. Días previos na canle habilitada na páxina web axudaba a celebrar a novena. Foi un esforzo que supliu as barreiras que temos no rural e que impiden o seu progreso. Desde aquí reivindicamos  unha aposta pola mellora das comunicacións. Se fora doutro xeito teriamos logrado mellores resultados, pero por un vídeo de 5 minutos supón actualmente nos dispositivos que temos un tempo non inferior a 2 horas para poder colgalo na rede, e cunha calidade moi inferior ao que se necesitaría.

Foi unha experiencia moi dura de asimilar. O día pasou case en silencio, cos nervios a flor de pel, co corazón encollido. Moitas parroquias celebraron nas súas igrexas este día. As mensaxes eran tristes, pero pondo a ollada na nosa querida imaxe da Virxe.


Caridade

O tempo de confinamento non impediu a atención as familias que acompañamos na comarca desde a nosa Cáritas interparroquial. Non podiamos recibir donativos en especie, pero algunhas persoas fixeron as súas doazóns en metálico e facilitou que poideramos achegar non so alimentos, senón facilitar unha estancia no medio da desolación que provocaba o confinamento. O acompañamento de enfermos e maiores, a escoita, a oración pondoa dor dos enfermos e o labor de tantos.

O equipo de Cáritas volve  a retomar a súa actividade despois de tantos meses e o fai con renovados folgos e desexos de dar resposta máis adecuada á realidade das familias e cun senso máis acertado querendo que cada un se sinta responsable do seu destino e protagonista da súa historia.

Pouco a pouco os romeiros e peregrinos puideron encamiñar as súas pegadas subindo ao Santuario. Familias que veñen cumprir as súas promesas, oracións e bágoas polos que se foron, esperanzas polos que loitan por saír adiante. Se algo hai que destacar é a orden e bo facer de todos respectando as normas e o silencio. Podo declarar que o ambiente que se consegue facilita que poidamos orar con serenidade. Aínda queda moito por facer. É tempo de que xurda de entre os romeiros e peregrinos asiduos un equipo de traballo para preparar as oracións, encontros e celebracións que nos axuden a por no centro da nosa vida o Misterio pascual e a entrar en comuñón coa vida dos irmáns creando vínculos de unidade.


Restauración

No día 15 de agosto, Solemnidade da Asunción de María, foron inauguradas as obras de restauración do Baldaquino do santuario e a imaxe da Nosa Señora da Franqueira. Un traballo de máis dun mes, delicado e constante da restauradora María Vitoria e que logrou recuperar gran parte do esplendor que agochaba o baldaquino barroco e a fermosura da imaxe románica da Virxe da Fonte no seu trono.


Setembro

Chegado a fin do verán viña a Romaría da Natividade. Desta vez volveuse dar a nova terrible de termos que suspender as procesións máis relevantes deses días. A opción foi distinta, non se fixo o esforzo tan grande por manter a comunicación con vídeos, senón que as reflexións foron por escrito e coa posibilidade de que as persoas se repartisen ao longo de todo o mes realizando as peregrinacións.

Quero agradecer a xenerosidade do Concello da Cañiza para poder retransmitir a Misa de Pascuillas e tamén facilitarnos as cadeiras que se distribuían no aro para participar nas celebracións.

Puidemos facer o máis importante: rezar, dar grazas, por a nosa vida nas mans do Señor, confiar e deixarnos acompañar pola nosa Nai María.

A experiencia deste ano faime repensar a necesidade de por maior empeño en acompañar aos peregrinos no seu camiño cara ao santuario. Necesítanse persoas que, coñecendo os camiños de peregrinación estean dispostos a facer un proxecto neste ano de sinalización e realizar peregrinacións con pequenos grupos facendo do camiño un lugar de encontro espiritual. Do mesmo xeito precísase reconducir a posibilidade de que os romeiros e peregrinos teñan á súa disposición un albergue no que descansar, e agora, máis que nunca, un espazo para o silencio e a reflexión, a oración agradecida ao finalizar o camiño.

Neste ano quedou unha pegada visible da celebración da Romaría na fermosa imaxe de pedra que preside o lugar do Outeiro. Unha obra de máis de 3 metros de altura e 8 toneladas de peso e que representa a Virxe da Franqueira no medio dos penedos. Unha obra realizada polo bo feitío de Xoán Vázquez e que foi bendicida polo noso Bispo D. Luis.


Voluntariado

Quero dar as grazas a todas as persoas que de xeito desinteresado se puxeron ao servizo da Virxe da Franqueira para facilitar o desenrolo das celebracións. Moitas grazas. Foron días intensos, pero non so polo que había que facer, senón por ter que facer tripas corazón ao vernos obrigados a vivir estes días dun xeito tan diferente.

Moitas grazas e é o meu desexo abrir a tantas persoas a que descubran a súa vocación ao servizo dos peregrinos como unha resposta de fe, de vida cristiá, de construción da Igrexa pobo de Deus e comunidade de esperanza.


Novos tempos

Algo está a mudar en nós. E desde aquí quero convidarvos a facermos un relato deste tempo desde a ollada da fe que nos ofrece María. Permitirme que poña nesta carta diversas propostas para abrir novas respostas desde este faro de luz que é o santuario.

O ano pasado as parroquias non puidemos facer a nosa peregrinación das Pascuillas. Polo de agora, aínda non se poden celebrar cultos externos e procesións, e tal e como se desenvolven os feitos, posiblemente teremos que aceptar unha vez máis que as cousas non sexan doadas. Para ese día, que será o 24 de maio, será necesario ir vendo a mellor forma de participación das parroquias e que sexa realmente unha manifestación de fe renovada na intercesión da Virxe María.

Este ano que acabamos de iniciar está declarado ano de San Xosé e tamén das familias polo papa Francisco. Creo que é tempo de comezar un labor evanxelizador da vida matrimonial e familiar. O coidado dos fogares foi unha das tarefas que quedou marcada en nós, horas e horas na casa cos nosos, polo tanto recuperemos a fala do corazón e a ollada sincera. Queda un longo camiño.

Este ano e o 2022 son xubileu compostelán. Aínda que non se poidan facer grandes encontros, pero considero que se podería buscar a fórmula máis acertada de peregrinar á tumba do Apóstolo.  Non quixera que neste tempo ás veces tan desalentador non foramos quen de renovarnos a fe e revivir en nós a caridade.

Quero ilusionarme con que este novo ano sexa a oportunidade de fornecer unha comunidade de mocidade ao carón da Virxe María. Ben sei que moitos xoves queren facer a súa peregrinación ao santuario. Creo que, como apuntei antes, este será un dos aspectos a traballar. Considero importante que os camiños que conducen ao santuario se convertan en oportunidades de silencio e contemplación, de oración e encontro con un mesmo, de imaxe da nosa propia vida. Hai anos comencei a deseñar este proxecto de camiños espirituais e creo que podemos levalo adiante.

Algunhas persoas manifestaron a vontade de participar nas actividades de Cáritas interparroquial e facerse voluntarias. Abramos o corazón e a mente e deixemos que o Espírito siga a inspirar. Moito podemos facer e moito nos queda por facer.

Non podo esquecer as novas tecnoloxías, camiño de encontro, pero que necesitamos de axuda de  quen entenda ben este mundo e nos facilite a comunicación con tantas persoas que botan de menos non poder vir ao Santuario. Que as plataformas dixitais sexan un santuario virtual

Co lema “Pobo de Deus, Comunidade de Esperanza”, a diocese convídanos a que traballemos pola comuñón e a fraternidade. Unha palabra: se nós, que profesamos a fe, recibimos o agasallo da esperanza en Deus e somos chamados a vivir a plenitude do amor, non movemos o corazón, non transmitimos vida, non temos unha ollada confiada de futuro, quen o vai facer? Nós, que cremos na eternidade, e nos movemos na mirada da misericordia, que sabemos do perdón e somos amados ata a fin, non pomos amor. Quen o vai facer? Pensemos que xa chegan tempos de sermos testemuñas.

Esta primeira carta está aberta e dirixida a todos. É unha primeira intuición. Invito a que pensemos en cal é a nosa resposta. Se queres compartir inquedanzas. Se queres abrir camiños. Se queres participar non esperes a mañá.

So quero por todo o que está por vir nas mans da Virxe María. Nela quero confiar a tarefa renovada e renovadora deste ano que temos comezado.


Xabier Alonso Docampo

609472591/ info@afranqueira.org